Sentencia de la Audiencia de Barcelona

20.000 euros de multa por ocultar la paternidad de su hijo

La Audiencia de Barcelona ha condenado a una mujer a pagar 20.000 euros a su exmarido por el "daño moral y físico" que le originó el hecho de descubrir que uno de sus cuatro hijos no era suyo, ya que, según él, le provocó un infarto.

El hombre denunció en junio de 2005 a la que fue su esposa "por el daño moral producido por la pérdida de un hijo, la infidelidad padecida y el ocultamiento del mismo durante 15 años", según recoge la sentencia.

Además de pedir 200.000 euros por estos daños, en la demanda Juan Antonio F. añadía que el hecho de conocer en 2003 que Antonio no era hijo suyo le provocó un infarto ese mismo día, por el que también ha reclamado, lo que el juez ha desestimado por considerar que no se puede demostrar tal vinculación.

El afectado también ha alegado que el "daño moral producido por una esterilización irreversible", puesto que, según él, dos meses después del nacimiento de este niño, fue esterilizado quirúrgicamente con el consentimiento de su esposa, lo que la mujer negó ante el Tribunal que también lo rechaza.

El recurso da la razón parcialmente a la demandada, María del Carmen N., y rebaja a la mitad la cantidad a pagar, de 46.200 euros que fijó la sentencia en 2009, a 20.000.