"Ni siquiera el temor al desencuentro con los sindicatos puede frenarlos"

Gallardón apunta que los cambios en la negociacion colectiva pueden provocar una huelga general

El ministro de Justicia cree que tienen que desaparecer "los mecanismos que alejan de los centros de trabajo la toma de decisiones".

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, apuntó ayer que la reforma laboral que última el Ejecutivo (la presentará el próximo 10 de febrero) no gustará a los sindicatos por los cambios que supondrá para la negociación colectiva. «Probablemente, uno de los aspectos consistirá en que tienen que desaparecer los mecanismos que alejan de los centros de trabajo la toma de decisiones», ha apuntado en una entrevista en Los Desayunos de RTVE. De este modo, el titular de Justicia ha alertado sobre la posibilidad de una huelga general inminente, tal y como hizo ayer el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, al primer ministro de Finlandia, Jyrki Katainen, durante la celebración del Consejo Europeo en Bruselas: «La reforma laboral me va a costar una huelga», apuntó Rajoy.

A juicio de Ruiz-Gallardón, los cambios en la negociación colectiva suponen un problema político porque restan poder a las organizaciones sindicales en favor de los representantes directos de los trabajadores en cada empresa. «Nosotros pensamos que lo tenemos que cambiar», ha señalado. «La situación es tan grave que ni siquiera el temor a un desencuentro con los agentes sociales puede frenar las medidas. La responsabilidad de gobernar no es siempre agradar, es hacer lo que necesita el país, siempre buscando el máximo consenso», ha insistido.

El ministro de Justicia ha subrayado que el Ejecutivo está dispuesto a eliminar "las rigideces estructurales y del mercado laboral de España", que pasa por una situación de extraordinaria gravedad con más de 5 millones de parados.