Ante un micrófono abierto

Rajoy admite que la reforma laboral le costará una huelga

Es su primer Consejo Europeo en Bruselas. El micrófono estaba abierto... y Mariano Rajoy, que explicaba al ministro holandés, Mark Rutte, y al finlandés, Jyrki Katainen, que aún le faltaba lo "más duro", ha soltado la frase: "La (reforma) laboral nos va a costar una huelga general". El presidente del Gobierno espera iniciarla en febrero.

Jose Manuel Barroso junto con Angela Merkel, Mario Monti y Mariano Rajoy en una cumbre europea informal en Bruselas
Jose Manuel Barroso junto con Angela Merkel, Mario Monti y Mariano Rajoy en una cumbre europea informal en Bruselas

Rajoy ha dado por hecha esa movilización en la conversación informal que ha mantenido con el primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, y que ha podido escucharse en la grabación realizada por las cámaras de televisión.

El jefe del Ejecutivo español, al igual que ha hecho con otros de sus homólogos europeos, le ha explicado las reformas que está abordando su Gobierno para hacer frente a la crisis económica. Así, ha señalado que el pasado viernes su Consejo de ministros aprobó la ley de estabilidad presupuestaria, que el próximo mes dará luz verde a la reforma del sector financiero y que al siguiente se tramitará la reforma laboral. "La laboral nos va a costar una huelga", ha comentado Rajoy a Katainen con ayuda de un intérprete.

En esas conversaciones previas al inicio de la cumbre se ha podido escuchar también a Rajoy explicar al primer ministro holandés, Mark Rutte, que la situación es dura y que aún se prolongará, así como que se ha encontrado con "una herencia muy complicada" y un déficit de más del 8%.

En la rueda de prensa posterior a la cumbre, Rajoy ha afirmado que "cuando un Gobierno toma decisiones sabe que puede provocar el descontento" de parte de los ciudadanos y señalado que "ya sé que la reforma no le va a gustar mucho a los sindicatos y tenemos la obligación de prever lo que va a pasar". Rajoy ha recordado que a Rodríguez Zapatero le organizaron una huelga general por una reforma laboral de menor calado. El presidente del Gobierno ha afirmado que "hay que hacer una reforma para crear empleo y tenemos la obligación de gobernar".

Pons: La frase no hay que tomarla "al pie de la letra"

El vicesecretario de comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, ha querido suavizar y ha asegurado que "a veces hay frases dichas coloquialmente que nunca han de tomarse al pie de la letra".

Financiación del BCE

Rajoy ha expuesto hoy en el Consejo Europeo las reformas adoptadas por su Ejecutivo en materia de consolidación fiscal y ha defendido la necesidad de que el BCE siga inyectando liquidez en el sistema para responder a los problemas de financiación de las pymes.

En su primera intervención ante sus colegas europeos como presidente del Gobierno español, Rajoy no ha hecho mención alguna a la posibilidad de que se eleve el porcentaje de déficit en el que podría incurrir España en 2012, a pesar del empeoramiento del escenario económico desde que se decidió que fuera del 4,4% del PIB, según fuentes gubernamentales.

Como encargado de una comunicación sobre la situación de las pymes en Europa, efectuada junto a su colega irlandés, Enda Kenny, Rajoy ha destacado la influencia perniciosa de los problemas de deuda soberana sobre la financiación que pueden obtener las pymes en el sistema bancario.

Asimismo ha explicado las líneas maestras del anteproyecto de ley de Estabilidad Financiera aprobada el viernes, y se ha referido a la reforma del sistema financiero, que verá el próximo Consejo de Ministros, y a la reforma laboral, que analizará el Gobierno la siguiente semana.

Junto a las medidas adoptadas o que prepara su Gobierno, Rajoy ha propuesto que los excedentes de los fondos estructurales y de cohesión se destinen a programas que sirvan para generar empleo, así como que se inicie una reflexión sobre el llamado "modelo austríaco" para que los trabajadores destinen una parte de su cotización al desempleo a un fondo que puedan trasladar cuando cambien de trabajo.

A estas propuestas, el jefe del Ejecutivo español ha unido la de que los directivos de las entidades financieras que hayan recibido ayudas públicas tengan una remuneración armonizada en todos los países.

Efe