Los números rojos se elevaron a 1.291 millones

Philips entró en pérdidas en 2011

La multinacional holandesa de la electrónica Philips sufrió una pérdida de 1.291 millones de euros durante el ejercicio 2011, en comparación con los 1.452 millones de euros de beneficio neto que obtuvo un año antes, indicó hoy la firma en un comunicado.

La empresa atribuyó el resultado negativo a la "debilidad de los mercados europeos, a pedidos que se aplazaron en el sector de la Sanidad y al incremento de las inversiones en productos nuevos y canales de ventas".

El beneficio bruto operacional antes de impuestos, tasas y amortizaciones (EBITA) ascendió a 1.680 millones de euros, en comparación con los 2.562 millones de euros registrados durante el ejercicio precedente.

El EBIT se situó en una pérdida de 269 millones de euros, respecto los 2.080 millones de euros de beneficio neto operacional logrados un año antes.

La holandesa facturó por valor de 22.579 millones de euros, un 4 por ciento por encima de la facturación lograda durante 2010.

El pasado 10 de enero, Philips ya adelantó que sus beneficios para el ejercicio se verían presionados por la mala situación económica internacional, especialmente en Europa.

El presidente del Consejo de Administración de Philips, Frans van Houten, indicó que la empresa es "prudente respecto a 2012, vista la inseguridad de la economía mundial".

Philips indicó el pasado octubre de 2011 la supresión de 4.500 empleos a escala mundial, donde la multinacional holandesa cuenta con una plantilla total de 117.000 trabajadores.

La reorganización se encuadra en un programa de ahorro que tiene como objetivo reducir en 2014 un total 800 millones de euros en costes.