Martín Godino. Socio director de Sagardoy Abogados

"Creo que el Gobierno hará general el contrato de 33 días"

La reforma laboral que necesita España requiere "seguridad y simplicidad". Godino aboga por el contrato indefinido con una extinción vinculada a su duración .

"Creo que el Gobierno hará general el contrato de 33 días"
"Creo que el Gobierno hará general el contrato de 33 días"

Cuando España ha llegado a los 5,3 millones de parados, uno de expertos laboralistas de mayor prestigio avanza su impresión sobre lo que podrán ser las líneas generales de la reforma laboral que prepara el Gobierno.

¿Qué se puede hacer para que el número de parados no siga creciendo?

Las leyes laborales no crean empleo si no se acompañan de medidas económicas. En otros países europeos, como Alemania y Holanda, la crisis se ha resuelto prácticamente sin pérdida de empleo, gracias a que se ha primado la protección del trabajo, aunque sea a menor salario y menos tiempo.

¿Cree que eso es lo que va a hacer el Gobierno español?

Creo que va a haber modificaciones en el tema de la contratación. Se va a ir, por un lado, a medidas coyunturales que fomenten la contratación de los jóvenes desempleados, y por otro, a una simplificación de los tipos de contratos con el objetivo de que el contrato indefinido con 33 días de indemnización pase a ser, prácticamente, el contrato general. Aunque no creo que sea el único.

¿Cuántos contratos serían el modelo ideal?

En mi opinión, habría que mantener el contrato de interinidad y el de obra y servicio, como contratos temporales con un despido de 12 días, tal y como existen actualmente. Y un contrato indefinido único, en el que su extinción estuviera vinculada a la duración del mismo con una indemnización con crecimiento progresivo, que bien podría empezar en los 12 o 15 días de salario por año trabajado y no más de 33 días. En nuestra propuesta, esta banda era de 15 a 30 días.

No obstante, ¿no afectaría a los que ya están firmados?

A mi modo de ver, la salvaguarda de la paz social es un bien en sí mismo, así que nuestra propuesta es que estas indemnizaciones deberían aplicarse a partir de los contratos celebrados y, por tanto, sin que afectaran a los contratos ya realizados.

¿Por qué resulta tan importante eliminar la "selva de contratos" a la que se refirió Luis de Guindos?

Cuando uno trata con empresas multinacionales, percibe que es necesario clarificar la situación de la contratación. El problema no es solo de números -que también-, sino de la seguridad y simplicidad. Los inversores quieren saber qué tipo de contrato pueden realizar con seguridad jurídica y cuál es el coste de la extinción si las circunstancias económicas se lo exigen.

¿Han evaluado qué efectos tendrían dichas medidas en la creación de empleo?

El efecto que tendría, por ejemplo, en muchos procesos de reestructuración pendientes, como el del sector financiero, es que la extinción del contrato no sería la medida principal, sino que se buscarían fórmulas de reparto de empleo, como las reducciones de jornada o de salario. Pero además, produciría una mayor contratación en la pequeña y mediana empresa en función de la evolución económica, que al final será la que impulse el empleo.

Para los jóvenes, ¿se propondrán los minijobs?

Creo que sí se van a aprobar algunas medidas para incentivar la contratación juvenil que incorporan algunas ideas de las figuras del minijob. Los dos elementos claves de esta figura están en el fomento del contrato a tiempo parcial -no a jornada completa- y la aplicación de salarios y cargas sociales más bajos que el resto de los trabajadores con carácter temporal. Eso sí, esta medida debe tener carácter coyuntural.

¿Esto puede originar que algunas empresas utilicen los minijobs como sustitutos del contrato indefinido?

En España siempre tenemos el problema de que muchas medidas no se aprueban porque nos tememos a nosotros mismos. Eso sería un fraude, y por lo tanto, habría que perseguirlo con la Inspección de Trabajo.

¿Entrará en la reforma prestación por paro?

Socialmente es muy delicado. No obstante, el paro no debe ser solo el mecanismo de una renta. Se debería exigir para la pervivencia de la prestación una formación para el empleo.

"El empresario decidirá sobre el 10% de la jornada"

Para Martín Godino, "la contratación ajustada siempre al mínimo para evitar complicaciones en el ciclo negativo" ha provocado que España doble en desempleo al resto de la Unión Europea, ya sea en tiempos de crisis o de bonanza. También apunta como otro factor influyente el escaso desarrollo de la contratación parcial, cuya tasa es tan solo del 8% frente al 20% y 30% de la mayoría de países europeos.

Por eso mismo considera "muy importante y positivo" el pacto alcanzado por sindicatos y patronal la semana pasada sobre moderación salarial y flexibilidad. "El pacto de rentas va a significar una clara pérdida de poder adquisitivo en, al menos, cuatro años y una mayor flexibilidad interna con el objetivo de impulsar soluciones", explica.

Desde su punto de vista, algunos aspectos de esta flexibilidad van a suponer un gran esfuerzo para los trabajadores. "La redistribución irregular de la jornada se tendrá que pactar en acuerdo colectivo; sin embargo, existirá la posibilidad de que el empresario decida unilateralmente hasta un 10% de la jornada, lo que significará que podrá utilizar este tiempo para imprevistos fuera de la jornada laboral, eliminando así las horas extraordinarias".

Este tipo de fórmulas, ya consensuadas, se incorporarán, según el socio director de Sagardoy, a la ley que prepara el Gobierno.