No prevé ninguna nueva dotación presupuestaria nueva

La UE afronta la hecatombe del paro con un plan carente de presupuesto

Tras casi cuatro años de crisis financiera y una escalada el 50% en el número de desempleados (de 16 millones a 24 millones, cinco de ellos en España), la UE destinará hoy por primera vez una cumbre informal a la falta de crecimiento económico y al problema del paro. "No es que no nos hubiéramos ocupado antes de eso", se justifican en de la presidencia del Consejo de la UE. "Pero ahora queremos que estos problemas reciban toda la atención política necesaria y evitar que la crisis de la deuda siga desplazándolos de la agenda".

A pesar de esa voluntad, el borrador de la declaración final de la cumbre, al que ha tenido acceso CincoDías, solo plantea el impulso de iniciativas ya existentes (como la patente europea) y no prevé ninguna nueva dotación presupuestaria nueva.

La canciller alemana, Angela Merkel, solo ha aceptado hasta ahora la reinversión de un 25% de los fondos estructurales que no se hubieran gastado al cierre de 2011. El comisario europeo de Política Regional, Johannes Hahn, ha cifrado esa partida en apenas 30 millones de euros para el conjunto de los 27 Estados de la Unión.

Por lo demás, la cumbre se limitará a sugerir, según el borrador, que "los Estados miembros con una mayor tasa de desempleo juvenil reprogramen los fondos europeos disponibles para crear mecanismos que faciliten la incorporación de los jóvenes al mercado laboral".

Se trata de fondos repartidos por países desde 2006 y pendientes de ejecución hasta 2013. En total, ascienden a 82.000 millones de euros, según la CE, 10.700 millones correspondientes a España.

La cita de hoy también permitirá el estreno en Bruselas de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Rajoy tiene prevista su primera reunión bilateral con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

En helicóptero

Rajoy tiene previsto llegar en helicóptero a su primera cumbre europea. El presidente del Gobierno esquivará así la huelga general convocada hoy en Bélgica. Los mandatarios europeos aterrizarán en un aeropuerto militar del país y desde allí, en helicóptero a Bruselas.