La UE prepara un plan de empleo sin nuevos recursos ni medidas concretas

La cumbre europea del próximo lunes espera aprobar un plan de empleo sin dotación económica ni medidas concretas. El borrador de ese plan se limita a proponer la reorientación de los actuales fondos comunitarios y a impulsar, por enésima vez, iniciativas tan antiguas como la patente europea.

El documento propone "reprogramar los fondos de la UE disponibles para crear mecanismos de apoyo a la integración de los jóvenes en puestos de trabajo o en prácticas". Y prevé, sin concretar la dotación financiera, "ampliar de manera substancial el número de plazas del programa [de becas] Leonardo da Vinci en las empresas".

Ante la imposibilidad de añadir otras propuestas concretas, el plan recoge iniciativas históricas, como la creación de una patente europea, o proyectos tan sectoriales como "un acuerdo sobre estandarización, eficiencia energética (...) o la firma electrónica".

El brindis al sol se consumará, para más inri, durante una jornada de huelga general en Bélgica, como protesta contra las medidas de austeridad y la falta de crecimiento y de empleo. Las instituciones comunitarias han hecho caso omiso de esa convocatoria y han mantenido la cita a pesar de los previsibles problemas de transporte y organización. "La cumbre se llevará a cabo sin ningún problema de logística", aseguran fuentes del Consejo Europeo.

Bruselas responderá así a la escalada del paro juvenil, que ya afecta al 22% de la población de la UE de menos de 25 años. Según los últimos datos de Eurostat (noviembre 2011), más de 5,5 millones de jóvenes europeos se encuentran en el paro, tres millones de ellos en la zona euro. En España, el país de la UE donde el problema ha alcanzado su punto máximo, uno de cada dos jóvenes no tiene trabajo.