Muy confidencial

Estudios de varias patronales españolas elevan la caída del PIB este año al 3%

La publicación esta semana de las nuevas previsiones de crecimiento y déficit del FMI que tanto estupor han causado en España, puesto que estiman una caída del PIB del 1,7% para este ejercicio pueden resultar finalmente buenas si, por el contrario, se cumplen los peores augurios que manejan algunas patronales y servicios de estudios nacionales. Esos informes calculan que la contracción de la actividad en España podría alcanzar a finales de 2012 el 3%, casi el doble de lo estimado por el Fondo. ¿Cómo es posible calcular perspectivas tan negras?

Por un lado, los anunciados recortes y las subidas de impuestos harán retroceder el ya de por si lánguido consumo. Y por otro, el nuevo ajuste de inversión que se espera en un sector tan importante como el de la construcción no hará sino generar más desempleo y el cierre de empresas. Fuentes conocedoras de estos estudios advierten que hasta una actividad como el turismo, que registró en 2011 otra vez cifras récord, asistió a los últimos meses del año pasado con pesimismo, puesto que parece agotarse el aumento en el número de visitantes. "Solo planes de estímulo paralelos a los recortes anunciados serían capaces de animar la actividad, pero el problema es que no parece que vaya a haber margen para poder desarrollar esa política", aseguran estas fuentes.