Siete meses después de la toma de posesión

Cospedal cambia el equipo económico en su primera crisis de Gobierno en Castilla-La Mancha

Casero será consejera de Empleo y Economía; Romaní, de Hacienda y Esteban, de Presidencia y Portavocía.

Apenas siete meses ha durado el primer Gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha. La también secretaria general del Partido Popular cambió ayer todo el equipo económico de su Ejecutivo: el relevo lo toman Arturo Romaní Sancho, al frente de Hacienda; Carmen Casero González, en Empleo y Economía, y Leandro Esteban Villamor, como portavoz y consejero de Presidencia y Administraciones Públicas.

Romaní, vecino de Toledo, es inspector de Hacienda y hasta ahora desempeñaba el cargo de inspector regional adjunto de la Delegación Especial de Castilla-La Mancha.

Por su parte, Casero González ejercía hasta ayer el cargo de vicepresidenta primera de las Cortes de Castilla-La Mancha. Esteban Villamor ya era consejero de Presidencia y Administraciones Públicas y sumará ahora las funciones de portavoz del Gobierno regional.

Los cambios no atañen solo a los titulares de las consejerías, sino a la denominación y funciones de algunas de estas. Hasta ayer, Diego Valle era el titular de Economía y Hacienda.

"Motivos de salud"

Según la nota difundida anoche por el Ejecutivo autonómico, la remodelación viene motivada por el nombramiento de Jesús Labrador Encinas como delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha y la "forzada salida de Diego Valle Aguilar como consejero de Economía y Hacienda por motivos de salud, que le van a impedir desarrollar sus funciones a pleno rendimiento". Ese cese, a juicio del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, supone "una gran pérdida por la magnífica labor desarrollada hasta la fecha, y su especial protagonismo en la puesta en marcha de las principales medidas de ahorro y ajuste que se ha visto obligado a aplicar el Gobierno regional".

La anunciada anoche es la primera gran crisis de un Gobierno del Partido Popular desde que dio la vuelta al poder regional en las elecciones autonómicas de mayo del año pasado. Castilla-La Mancha es la comunidad con mayor déficit público de España; al llegar al poder, el Ejecutivo de Cospedal denunció que el anterior Gobierno de José María Barreda había maquillado el desequilibrio fiscal, que supera el 4% del presupuesto regional.

Los nuevos cargos tomarán posesión hoy a las 10:30 en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia regional.