El Gobierno acelera el paso de las reformas para atajar la recesión

Rajoy se compromete con el 4,4% "de hoy" pese al fuerte varapalo del Fondo

El Gobierno "adelantará el calendario legislativo" para salir de la crisis, anunció ayer en el Congreso la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Este viernes se aprobará el anteproyecto de Ley de Estabilidad Presupuestaria y el techo de gasto de 2012. En 20 días se aprobará la reforma laboral y la financiera. De momento, Mariano Rajoy se ha comprometido con el déficit del 4,4% del PIB pese a los augurios del FMI.

El Ejecutivo está comprometido con el objetivo de déficit que marque Bruselas, y de momento ese es el 4,4%. Ese es el mensaje que trasladó ayer su presidente Mariano Rajoy, durante su comparecencia en Lisboa junto al primer ministro Pedro Passos Coelho. Rajoy reafirmó la determinación de Moncloa pero, igual que hizo el día antes el ministro de Economía, Luis de Guindos, no descartó que la UE relaje los corsés: "Eso se verá en su momento. España va a cumplir los objetivos de déficit que se marquen en el programa de estabilidad; hoy es el 4,4% y España hoy va a cumplir ese objetivo", recalcó Rajoy. Y lo hizo solo horas después de que el FMI pronosticara que el desequilibrio llegará al 6,8% del PIB.

A la vista del empeoramiento generalizado de las perspectivas para la economía española, Rajoy ha querido acelerar las reformas estructurales que tiene en cartera. El primer paso se dará este viernes con la aprobación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que desarrolla la reforma constitucional pactada el verano entre PSOE y PP para limitar el gasto de las administraciones.

Sobre los criterios que fije esta ley, el Gobierno propondrá al Congreso un techo de gasto, que será el límite para los Presupuestos del Estado para 2012. Lo más probable es que este techo no se conozca hasta finales de febrero. Tras la ley de estabilidad presupuestaria, vendrán "en las semanas siguientes" las reformas laboral y financiera, según la vicepresidenta. Sáenz de Santamaría explicó en el Congreso que el Gobierno busca "el equilibrio entre el control del déficit y el impulso de la competitividad", por lo que en su programa no faltarán medidas "de impulso a la actividad". Por ello, anticipó que se aprobará una Ley de Apoyo a los Emprendedores que recogerá los principales compromisos adquiridos con pymes y autónomos.

Reducción de entes públicos

Al control del déficit contribuiría el plan para reducir el número de entes públicos y la homologación de retribuciones que perciben consejeros y directivos de estos organismos. Respecto a las empresas estatales, Santamaría anunció que el Consejo de Ministros estudiará "antes de febrero" al informe sobre la situación actual y los entes de los que se puede prescindir. Santamaría avanzó que se suprimirá el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, lo que ahorrará 6,5 millones al año, y cuestionó la idoneidad del organismo supervisor del juego, cuyo presupuesto llega a 11 millones.

El Gobierno quiere extender a todas las administraciones la reducción del gasto corriente con la puesta en marcha de centrales de compra y un plan de gestión inmobiliaria. Otra de las prioridades será la transparencia en el sector público, por lo que remitirá a la Cámara una ley al respecto. El objetivo es que la administración haga público un mayor volumen de datos. Se creará un portal digital, a través del cual los ciudadanos podrán canalizar su solicitud y recibir respuesta. El Gobierno reformará el BOE para hacerlo "más personalizado" y el funcionamiento del CIS, cuyas bases de datos se ampliarán e incorporarán estudios de otros centros.

Santamaría anunció también para antes de verano una Ley Orgánica Complementaria a la de Buen Gobierno, "que tipifique como delito las infracciones graves en la gestión de los recursos públicos", entre ellas la no contabilización de facturas como déficit o las decisiones de gasto sin presupuestar.

Solución al conflicto de la radio y los clubes

En materia de justicia, el Gobierno tiene previsto aprobar una ley orgánica para garantizar que las funciones del Tribunal Constitucional se ajustan a las recogidas en la Carta Magna. Se recuperará el recurso previo de insconstitucionalidad de los estatutos de autonomía, se redefinirá el recurso de amparo y se renovarán inmediatamente sus miembros. En un futuro, el nombramiento de los magistrados se desligará de la mayoría parlamentaria.

Santamaría anunció también que se dará una mayor participación a los ciudadanos en la elaboración de proyectos de ley, de forma que puedan aportar sus propuestas, sugerencias u opiniones.

La vicepresidenta del Gobierno avanzó una auditoría completa de las cuentas de RTVE previa a una "reducción de los costes de explotación de la corporación". Siguiendo con los medios de comunicación, anticipó cambios legales para permitir que las radios entren de nuevo a los estadios de fútbol.

Por su parte, el portavoz socialista Ramón Jáuregui echó en falta en los planes del Gobierno una reforma del Senado que tendría que venir a través de una modificación parcial de la Constitución. Puso énfasis en que el nivel elevado de abstención en las elecciones al Senado justifica el cambio.