Un tribunal rechaza la petición de libertad bajo fianza

El fundador de Megaupload se declara inocente

El fundador de la página web de intercambio de archivos Megaupload, Kim Schmitz, conocido como Kim Dotcom, se ha declarado inocente de los delitos de piratería en Internet y blanqueo de dinero. Un tribunal de justicia neozelandés dejó vista para sentencia la petición de libertad bajo fianza. El fallo será anunciado a más tardar el miércoles.

El fundador de Megaupload, Kim Schmitz, hoy en la audiencia.
El fundador de Megaupload, Kim Schmitz, hoy en la audiencia.

"El señor Dotcom ha negado rotundamente cualquier conducta criminal o incorrecta", ha dicho su abogado, Paul Davison, en la audiencia que ha celebrado este lunes un tribunal de Nueva Zelanda.

La policía judicial de Estados Unidos, el FBI, ordenó el jueves el cierre del portal Megaupload, uno de los mayores portales de descargas de archivos en internet. El sitio permitía la bajada y visualización de documentos que colgaban en la propia página los internautas, protegidos o no con derechos de autor. La fiscalía presentó cargos contra siete administradores de las empresas Megaupload Limited y Vestor Limited y mandó detener en Nueva Zelanda a cuatro de ellos, incluido el fundador, Kim Schmitz. El Departamento de Justicia de EE UU y el FBI alegan que estos empresarios hicieron perder 386 millones de euros a la industria del entretenimiento.

El abogado del fundador del sitio ha indicado que el negocio de Megaupload ha sido malinterpretado. Según la defensa, la web no se dedica a copiar o reproducir contenidos protegidos por los derechos de autor, sino a facilitar el intercambio de archivos.

Davison ha señalado que la web permitía a los titulares de estos derechos denunciar los contenidos que han sido objeto de copia o reproducción ilegal para que sean retirados inmediatamente de Megaupload. En consecuencia, ha solicitado la puesta en libertad bajo fianza para su cliente, alegando que no tiene forma de huir del país, ya que las autoridades han bloqueado sus fondos y le han retirado el pasaporte, al tiempo que ha señalado que Dotcom pretende fijar su residencia en nueva Zelanda.

La fiscal Anne Toohey ha rechazado estos argumentos y ha dicho que Dotcom podría fugarse porque posee los fondos, el transporte y los documentos necesarios para hacerlo, ya que tiene acceso a varios pasaportes.

Así, el tribunal ha dejado vista para sentencia la petición de libertad provisional de Schmitz, que seguirá en prisión preventiva más tardar hasta el miércoles. El juez decidirá si le concede la libertad condicional en el caso de extradición que solicita Estados Unidos por pirtarería informática. Al final de la vista de unas cuatro horas de duración, el juez a cargo del caso David McNaughton, indicó que el falló será anunciado, a más tarder, el miércoles.

Con Schmitz fueron detenidos los también alemanes Finn Batato, de 38 años y jefe técnico del portal, y Mathias Ortman, de 40 años y cofundador de MegaUpload, así como el holandés Bram van del Kolk, de 29 años.