Solo hubo mejoras en internet y cine

La inversión en publicidad cayó un 8,2% en 2011

El mercado publicitario volvió a cerrar el año pasado con caídas tras el ligero repunte de 2010. Según el informe i2p de Arce Media y Media Hotline, la inversión retrocedió un 8,2% de media, hasta 4.734 millones de euros.

El gasto publicitario cayó en España el año pasado un 8,2%, hasta los 4.734,6 millones de euros, según el Índice de inversión publicitaria i2p, elaborado por Arce Media y Media Hotline, hecho público hoy.

"El año 2010 parecía que el mercado publicitario podía haber tocado fondo y empezar a remontar, pero en el año 2011 ha vuelto a retroceder", señalan los autores del informe. Los peores resultados del ejercicio se registraron al final del año. El cuarto trimestre acabó con una caída del gasto en anuncios del 12,3%, frente al retroceso del 0,5 del primer trimestre del año y las caídas del 10,1% y del 8,4% de los siguientes trimestres.

De esta manera, en el conjunto del año, todos los medios, salvo internet y el cine, vieron retroceder sus ingresos publicitarios. La prensa diaria fue la más perjudicada, con un desplome del 12,9%, hasta los 969,5 millones de euros. Los dominicales bajaron un 11,5%, la televisión un 9,7% (hasta 2.155,5 millones), las revistas un 5,6% (395,7 millones) y la radio un 5,4% (470,6 millones).

Los únicos medios que ganaron cuota publicitaria fueron, internet, donde la inversión creció un 7,7% hasta 386,1 millones, y el cine, con un avance del 3,1%, hasta 20,2 millones. La inversión publicitaria online representa ya el 8,2% del total de medios convencionales, y la prensa digital es el medio que mejor capitaliza la publicidad online, con el 11,8% de su facturación.

El año pasado, solo las empresas de tres sectores decidieron aumentar su inversión en anuncios: las relacionadas con finanzas y seguros (un 9,6% más), moda y complementos (un 7% más) y ocio y tiempo libre (un 3,8% más).

Para este año 2012, el informe prevé un nuevo recorte de la inversión publicitaria en España, con una caída del 5,8%, hasta los 4.461,9 millones, siendo los medios más afectados el de la prensa diaria y el de los dominicales.