Reforma laboral

Santamaría sugiere que el Gobierno prepara un contrato único indefinido

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respaldado de forma implícita la propuesta defendida hoy por el ministro de Economía, Luis de Guindos, de crear un contrato único indefinido, que sustituya a la mayoría de los temporales, para todos los nuevos trabajadores. Según explicó, la reforma laboral girará en torno a: la simplifcación de contratos y la estabilidad del empleo.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respaldado de forma implícita la propuesta defendida hoy por el ministro de Economía, Luis de Guindos, de crear un contrato único indefinido, que sustituya a la mayoría de los temporales, para todos los nuevos trabajadores.

Sáenz de Santamaría fue preguntada, tras la reunión del Consejo de Ministros, por la citada medida lanzada por De Guindos en un artículo de opinión del Wall Street Journal y prefirió no desvelar abiertamente los planes del Ejecutivo en materia de contratación. Pero, de forma implícita, sí sugirió que el Gobierno estudia una inciativa en ese sentido, ya que explicó reiteradamente que la reforma laboral incidirá en dos aspectos: la simplificación administrativa y la estabilidad en el empleo. Ambos ejes casan con un único contrato fijo que sustituya a casi todas las modalidades temporales.

De hecho, la vicepresidenta criticó que después de la reforma laboral aprobada por el Gobierno socialista, que eliminó los límites al encadenamiento de contratos temporales hasta 2013, los únicos contratos que se están haciendo ahora son temporales y eso, a su juicio, debe cambiar, a través de una reforma laboral que incida en la estabilidad en el empleo, además de propiciar "que se celebren muchos contratos".

La propuesta del titular de Economía concretaba que deberían permanecer dos únicos tipos de contratos: los indefinidos a tiempo completo y los fijos a tiempo parcial. También en ese punto, Sáenz de Santamaría sugirió el respaldo a De Guindos, ya que corroboró que es necesario fomentar el empleo a tiempo parcial.

Ninguno de los dos miembros del Gobierno especificó cual sería la indemnización por despido de ese nuevo contrato indefinido único pero, según barajan todos los expertos, esta cuantía será con toda seguridad inferior a los históricos 45 días por año trabajado y un máximo de 42 mensualidades, del actual contrato fijo ordinario.