Se están tomando medidas extraordinarias

Barnier: La UE sobrevivirá y saldrá fortalecida

El comisario de Mercados Internos y Servicios de la UE, Michel Barnier, aseguró hoy en Tokio que la comunidad de los Veintisiete sobrevivirá y saldrá fortalecida de la crisis, porque se están "tomando medidas extraordinarias".

"Puedo asegurarles que sobreviviremos y saldremos fortalecidos de la situación", explicó el comisario francés de la Unión Europea (UE) en un seminario organizado en la capital japonesa para representantes de la industria financiera europea y nipona.

Durante su intervención en el foro, titulado "Restablecer la confianza en los mercados financieros: Medidas adoptadas en la UE y Japón", Barnier insistió varias veces en los esfuerzos realizados por los líderes de la UE, que han tomado "medidas extraordinarias en los últimos meses". "Al más alto nivel, hay una determinación política inquebrantable de adoptar todas las medidas necesarias para superar la crisis actual", explicó.

Barnier añadió que el nivel de deuda pública en Europa debe ser observado con otra perspectiva y recordó que, en 2010, ese volumen representaba el 85% del Producto Interior Bruto (PIB).

"Es mucho, aunque se compara favorablemente con los niveles de endeudamiento de muchos de nuestros socios, incluyendo Estados Unidos y Japón. Sin embargo, el problema de Europa es el desplome de la confianza", dijo.

El comisario explicó también que en el terreno de la regulación financiera, la UE tiene ahora mismo cuatro objetivos. Dentro del primero, que consiste en fortalecer al sector financiero y mejorar la forma en que operan las instituciones, Barnier se refirió al funcionamiento de las agencias de calificación, que necesitan "más regulación" para ser "más transparentes".

Las agencias de calificación "son necesarias pero necesitamos que haya más, más allá de las tres grandes", dijo Barnier, puesto que, añadió, "los bancos y los gobiernos tienen demasiada dependencia de ellas, y eso tiene que reducirse".

Mejorar la eficacia y la transparencia de los mercados financieros y mejorar la protección de consumidores e inversores para restaurar su confianza en el sector financiero son, según el comisario, la segunda y tercera meta en el terreno de la regulación.

La cuarta es "la creación de un marco europeo para la prevención y resolución de crisis bancarias", dijo Barnier, quien añadió que "los ciudadanos nunca deberían cargar" con el rescate de instituciones o países en situación problemática.