Muy confidencial

Sáenz de Santamaría veta a Gascó como director de la Energía

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se opuso en el último Consejo de Ministros al nombramiento de Carlos Gascó Travesedo como director general de Energía, por no ser un funcionario, según aseguran fuentes próximas al Ejecutivo. Gascó, que procedía de Iberdrola Renovables, donde había sido responsable de prospectivas hasta hace uaño, era el candidato más firme a ocupar dicha dirección general. En su día ocupó el cargo de jefe de gabinete de José Folgado, cuando este fue secretario de Estado de Economía y Energía en la segunda legislatura del Partido Popular. En la actualidad es asesor y analista de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El nombramiento de Gascó hubiera obligado al Gobierno a aprobar una excepción a la ley de la función pública, que obliga a que el cargo de director general se reserve a funcionarios y este economista no lo es. Otras fuentes empresariales aseguran que otra de las razones del veto está en su procedencia empresarial, lo que podría desatar la polémica, como en el caso del último secretario de Estado de la Energía, Fabrizio Hernández, procedía de la consultora Nera, a la que, por cierto, acaba de volver. Sea como fuere, en el sector energético están muy preocupados por la demora en el nombramiento de director de la Energía, cuyo puesto está vacante desde octubre, tras la salida de Antonio Hernández, que fichó también por otra consultora, KPMG.

Las últimas noticias apuntan a que el puesto lo ocupará Carlos López Jimeno, actual director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid.