La deuda colocada entre particulares, nuevo frente

Las comunidades afrontan pagos de 7.340 millones en 'bonos patrióticos'

Cataluña, Valencia, Baleares, Murcia y Andalucía afrontan este año 7.340 millones en vencimientos de bonos patrióticos, destinados a inversores minoristas. Se abre así un nuevo frente para las comunidades, asfixiadas ya por los problemas de déficit. El primer escollo llegará en mayo, vencen 2.755 millones.

El Gobierno se ha propuesto meter en cintura a las comunidades autónomas para que no vuelvan a incurrir en los excesos de endeudamiento del pasado -solo hasta el tercer trimestre de 2011, último dato publicado, la deuda autonómica sumaba 135.151 millones de euros, un 12,6% del PIB-, pero también les ayudará para evitar que caigan en suspensión de pagos. Y es que las autonomías afrontan una delicada situación de liquidez en 2012. Un nuevo frente es el de los llamados bonos patrióticos, deuda colocada entre particulares, una moda que inició Cataluña en noviembre de 2010 y cuyos vencimientos representan este año 7.340 millones. A esta cifra hay que sumar 161 millones en pago de intereses.

A estas cantidades, hay que añadir las de las emisiones colocadas a institucionales, que representan el grueso de la financiación. De hecho, el éxito inicial de Cataluña entre minoristas, secundado por otras autonomías, se ha ido apagando. Hasta el punto de que en la oferta realizada en diciembre pasado, la Comunidad Valenciana solo logró colocar entre minoristas cerca de la mitad de los 1.800 millones que tenía previsto.

El primer gran escollo llegará en mayo, cuando vencen 2.283,8 millones de Cataluña y 472,7 millones de Valencia.

Los adelantos fiscales anunciados el martes pasado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para ayudar a los Ejecutivos regionales equivalen a unos 8.000 millones, lo que da idea del desafío de las autonomías.

Cotizan por el nominal

Los expertos destacan que el principal problema de estos bonos para minoristas es su escasa liquidez. El riesgo de impago aún no se considera y, desde luego, no es eso lo que está cotizando el mercado secundario. La mayoría de los títulos se venden con un descuento residual que no llega al 2% del valor nominal. En algunos casos, como en el de la emisión de Murcia (148,86 millones a 12 meses con un cupón del 4,76%), el papel está cotizando a 100,335; es decir, supera, aunque sea de forma marginal, el valor nominal.

Lo que estos precios indican es que no se está descontando un problema de solvencia. El atractivo de los bonos radica en el cupón, que supera en todos los casos el 4%, pese a que la vida de las emisiones suele ser de solo un año.

De los 7.340 millones, Cataluña asume 4.877 millones, con rendimientos del 4,25% al 4,75%. Otros 1.367 millones son de la Comunidad Valenciana, a intereses del 4,25% y el 5%. Baleares es la que afronta los vencimientos más inminentes (300 millones el 15 de febrero al 4,76%). El resto de la partida se divide entre Andalucía (600 millones al 4,25%) y Murcia (148,8 millones, al 4,75%).

El ICO logra colocar 2.000 millones, el doble de lo previsto

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) logró ayer hacer una colocación de 2.000 millones de euros en bonos a cinco años, el doble del objetivo inicial de mil millones. El interés de la colocación quedó fijado en 65 puntos básicos por encima de la deuda soberana a ese plazo. Es decir, el tipo de interés queda fijado en el 4,625%.

Inicialmente, se contemplaba una prima de 70 puntos básicos en la colocación de ayer, pero el éxito de demanda permitió rebajar cinco puntos básicos el diferencial. En la última subasta de deuda pública a cinco años, el tipo de interés medio se situó en el 3,91%, un rendimiento que supone prácticamente un punto porcentual menos que en la subasta previa.

Las entidades colocadoras fueron Bankia, Barclays Capital, BBVA y Crédit Agricole. Esta partida del ICO no está relacionada directamente con ninguna línea de crédito especial, como la de ayuda a las autonomías para pagar a proveedores que anunció el Gobierno central. La entidad pública ha sufrido una rebaja de rating por parte de la agencia Standard & Poor's y su rating actual es de A, aún dentro del grado de inversión. El ICO emitió el año pasado 27.427 millones de euros en deuda de medio y largo plazo.

Subasta del Tesoro

El éxito de la colocación del ICO es un buen precedente para la subasta que hará hoy el Tesoro, en la que busca colocar entre 3.500 y 4.500 millones en deuda con vencimientos a cuatro, siete y 10 años. En el mercado no se descarta que el Tesoro coloque más de lo previsto.