Recurso de las 'telecos'

La CMT congela el pago de unos 40 millones a RTVE

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha aceptado la petición de Telefónica y Vodafone de congelar el pago de unos 40 millones extra que debían abonar a RTVE hasta que se resuelvan los recursos de las 'telecos' contra esta decisión.

Sede de la CMT en Barcelona
Sede de la CMT en Barcelona

El consejo de la CMT acordó, en su última sesión, celebrada la semana pasada, atender las peticiones presentadas por Telefónica y Vodafone para no tener que pagar unos 40 millones de euros extra a RTVE, pendientes de la financiación a la radiotelevisión pública correspondiente a 2010.

En sendas resoluciones, el regulador admite la solicitud de las empresas, que han presentado recursos de reposición contra la decisión de la CMT de obligarlas a presentar liquidaciones adicionales para complementar la financiación de RTVE.

Según los últimos cálculos realizados por la comisión, las 'telecos' y las televisiones aportaron en 2010 un total de 56,6 millones de euros menos de lo que estaban obligadas por ley. A esta cantidad hay que sumar 2,1 millones más en concepto de intereses de demora que el regulador reclamará a los operadores.

TELEFÓNICA 3,45 -0,89%

En el caso de las 'telecos', las cantidades pendientes ascendían a unos 38 millones por parte de Telefónica, a 2,4 millones por Orange y a una cantidad no desvelada por razones de confidencialidad por Vodafone. Las televisiones privadas, por su lado, deberían abonar 14 millones más.

A la hora de calcular el canon que tenían que pagar a RTVE, los operadores excluyeron de sus ingresos de 2010 algunas partidas que consideraban que procedían de negocios no gravados por la ley. Una interpretación con la que no está conforme la CMT.

Quebradero de cabeza

El impago (al menos temporal) de estas cantidades va a suponer un quebradero más de cabeza para los gestores de RTVE. El grupo se enfrenta a un previsible recorte de su presupuesto por parte del Gobierno y, además, tiene serios problemas de liquidez. Tan serios que, para hacer frente a los primeros meses de este año, ha tenido que solicitar créditos por unos 50-60 millones de euros.

La radiotelevisión estatal cerró el ejercicio de 2010 con un déficit de 47,1 millones debido, sobre todo, a la aportación insuficiente de televisiones y operadoras.

Desde el grupo entienden que, si al final cobran las cantidades pendientes y éstas se pueden contabilizar con criterio de devengo, la radiotelevisión pública estatal podría reformular sus cuentas y dar por cerrado 2010 con un superávit presupuestario de alrededor de 9,5 millones.

No obstante, en la corporación son conscientes de que el criterio general con el que funciona la Administración es el de caja (los ingresos se apuntan en el ejercicio en el que, finalmente, se cobre el dinero pendiente).

Según las cuentas aprobadas por RTVE, en 2010 recibió 90,7 millones de la tasa que pagaron las televisiones, 187,9 millones de las 'telecos', 579,4 millones de la subvención procedente de los Presupuestos del Estado y 250,4 millones de la tasa radioeléctrica.