6.000 obreros reclaman pagos atrasados

Sacyr plantea un pacto para levantar la huelga en el Canal de Panamá

Grupo Unidos por el Canal (GUPC), consorcio liderado por Sacyr, ha anunciado que pagará los trasos que reclaman 6.000 trabajadores de las obras del Canal de Panamá. La plantilla está en huelga desde el lunes.

Vista aérea del Canal, con Ciudad de Panamá de fondo.
Vista aérea del Canal, con Ciudad de Panamá de fondo.

El grupo de empresas que integran GUPC, lideradas por la española Sacyr Vallehermoso, ha anunciado a través de un comunicado el inicio del "proceso de revisión de las nóminas" de 6.000 empleados, a los que asegura que los atrasos en el pago de las nóminas serán solventados hoy miércoles. La situación ha llevado a la huelga a miles de trabajadores, lo que supone un fuerte agravio para los intereses de la constructora, cuyo beneficio en la obra depende de acabar en una fecha marcada por contrato.

"La empresa ha mantenido a los trabajadores al tanto de las medidas adoptadas y la fecha de pago de los montos debidos", señala el comunicado. A pesar de esto, según el consorcio, "los trabajadores mantienen una paralización totalque afecta significativamente el avance del proyecto".

El comunicado asegura que los obreros han estado "incorporando a través de agresiones, actos de vandalismo y amenazas, elementos adicionales como aspiraciones de aumentos salariales y problemas internos entre sus propias dirigencias sindicales".

SACYR 2,69 -0,37%

Los trabajadores iniciaron este lunes la huelga de brazos caídos en Cocolí, en el sector Pacífico de la vía marítima y en la provincia caribeña de Colón, donde se realizan los trabajos de las nuevas esclusa a cargo del GUPC, donde acompañan a Sacyr la belga Jan de Nul, la italiana Impregilo y la panameña CUSA.

Los trabajadores del GUPC señalan que la protesta se origina por mejores aspiraciones salariales y en busca de la optimización de las condiciones de seguridad, así como por el pago de las horas extras y los domingos trabajados, que al parecer no han recibido.

Según portavoces de los obreros, que ayer se manifestaron en el sector de las obras, hasta ahora no se ha logrado un acuerdo para que se levante la huelga.

El GUPC está abierto a un dialogo con los representantes sindicales pero rechaza "las acciones violentas, vandalismo de sus equipos y amenazas recientes al personal de la empresa", y exhorta a los trabajadores a que "retomen sus posiciones" y avancen "en este proyecto de suma importancia e interés nacional e internacional".

El consorcio reiteró que un error en un nuevo sistema de plantilla que se está implementando ha causado problemas con el pago a los trabajadores. También recordó que los trabajadores de GUPC gozan de un salario mínimo de 2,90 dólares la hora, aplicable a las obras en el canal, que es superior al salario mínimo que rige en Panamá.

El GUPC señala, por otro lado, que cuenta con una fuerza laboral de 5.930 colaboradores directos, de los que únicamente 244 corresponde a personal extranjero especializado que representa el 4% del total de empleados de la empresa, cumpliendo con lo establecido en la ley.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), Saúl Méndez, declaró que los obreros no han recibido una respuesta a sus aspiraciones salariales del Gobierno Nacional, del GUPC ni de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), con la que esperan reunirse.