Informe del ejercicio

El PSOE tiene una deuda real de 22,6 millones de euros

Los ingresos del partido se han reducido desde 2008 debido a la pérdida de afiliados y a la reducción de subvenciones oficiales.

El PSOE cerró 2011 con una deuda real de 22,6 millones de euros y tiene otros 24,15 millones de deuda electoral que los socialistas compensarán con subvenciones electorales por el mismo importe, pendientes de recibir del Estado. Según un informe del partido que será presentado en el 38 congreso federal, que se celebrará en Sevilla del 3 al 5 de febrero, desde el año 2008 se han reducido los ingresos debido a la pérdida de afiliados y a la reducción de subvenciones oficiales.

En este tiempo, las subvenciones oficiales, tras la puesta en marcha de la nueva ley de financiación de partidos políticos y tras los resultados de las elecciones generales de 2008, llegaron a suponer el 88% de los ingresos. Los resultados de las elecciones de 2011 han sido mucho más adversos. Las subvenciones oficiales para 2012 caerán un 36%.

Así las cosas, el área de administración y finanzas del PSOE estima que para poder compensar la fuerte reducción de la subvención oficial durante los próximos cuatro años tendrá que reducir gastos y aumentar los ingresos.

Un gasto importante y constante en estos años ha sido el de personal, que ha supuesto entre un 25 y un 28% de los ingresos entre los años 2008-2011. Para 2012, si se mantuviera dicho gasto, pasaría a representar el 40% como mínimo respecto al total de ingresos, que bajarán, por lo que el informe aconseja adecuar la plantilla a la nueva situación a fin de que ese porcentaje no supere el 30 por ciento.

También habrá que hacer "un drástico recorte" en los próximos años en transferencias a federaciones y fundaciones, actividades de secretarías, alquileres, reparaciones y conservación, suministros o seguridad.

En 2008, las elecciones generales, las autonómicas andaluzas el congreso federal supusieron un gasto de 20 millones de euros, de los cuales hubo que financiar con endeudamiento casi 13 millones.

Al año siguiente, las elecciones europeas y autonómicas vascas y gallegas produjeron un gasto de casi 11 millones, que se financiaron con ingresos del ejercicio, sin que fuera necesario recurrir a la financiación externa.

En 2010, aunque no hubo ningún proceso electoral, el PSOE tuvo gasto de unos 5 millones en actos públicos, que se financiaron con ingresos del ejercicio, y además hubo un superávit presupuestario de casi 8 millones, con un resultado contable positivo de casi 10,5 millones.

No está cerrado todavía el desembolso del 2011, año en el que hubo elecciones municipales, autonómicas y generales. Los socialistas esperan "un fuerte desequilibrio presupuestario entre ingresos y gastos", que en parte tendrá que ser cubierto por financiación externa. Eso llevará a un aumento de la deuda, que será preciso reestructurar.

Dado que en este año hay elecciones autonómicas andaluzas y congreso federal, y que sus ingresos se verán reducidos en un 36 por ciento respecto a 2011, el área de administración del PSOE cree que habrá que hacer un "fuerte ajuste en todos los capítulos de gasto" para tener un presupuesto equilibrado.

El resultado contable apuntado en el informe especifica que al cierre del ejercicio 2007 el partido tenía unos resultados negativos acumulados en balance de 9,2 millones de euros, aunque al cierre de 2010 se habían reducido a 0,8 millones.