Cuentas públicas

Valencia anuncia un anticipo estatal de 420 millones para pagar a proveedores

El presidente de la Generalitat Alberto Fabra, ha anunciado que la Generalitat recibirá del Gobierno central un anticipo de 420 millones de euros a finales de este mes, que destinará a pagar a proveedores, y ha defendido que las medidas de ajuste de personal se anularán en cuanto haya datos positivos.

Fabra ha hecho estas afirmaciones en el pleno extraordinario de Les Corts, donde se ha convalidado -con los votos a favor del PP y en contra de la oposición- el decreto ley de medidas urgentes contra el déficit público, que prevé ahorrar 1.057 millones de euros con subida de impuestos, contención del gasto sanitario o reducción de la jornada y el sueldo del personal interino de la Generalitat. También se ha convalidado con los mismos votos, y se tramitará como proyecto de ley, el decreto de apoyo a los emprendedores, que elimina trabas y tasas administrativas para poner en marcha un negocio y permite a los proveedores compensar deudas con la Generalitat.

El presidente ha asegurado que esos dos decretos se resumen en dos palabras, "responsabilidad y apuesta de futuro", y ha defendido que el Gobierno va a adelantar dinero "a todas las Comunidades autónomas" porque todas tienen problemas de tesorería, aunque ahora el Ejecutivo del PP es "sensible" con las Administraciones autonómicas y locales, informa Efe. Respecto a las medidas de ahorro en gastos de personal, ha asegurado que no quieren hacer despidos, y por ello se va a reducir la jornada laboral de todos los interinos, para mantenerlos a todos y no despedir a "unos cuantos", y ha señalado que estas medidas se anularán en cuanto los indicadores empiecen a dar datos positivos.

Además, ha destacado que estas medidas afectan a los complementos de los funcionarios durante dos años, y no a su base de cotización "para siempre", como hizo Zapatero, y que también se aplicarán por igual a las personas que trabajan en el sector público. Fabra ha insistido en la necesidad, que así le planteará al Gobierno central, de un modelo de financiación autonómica que sitúe a la Comunidad en la media, ya que ha dejado de percibir 11.700 millones de euros en estos años, y ha negado que el Ejecutivo central pagara el vencimiento de deuda de 121 millones del pasado diciembre.

También ha asegurado que habrá un calendario de pagos a proveedores y que las medidas anunciadas pero no reflejadas en el decreto se van a aplicar; ha considerado que es una "irresponsabilidad" no darse cuenta de que esta sociedad "vivía por encima de sus responsabilidades", y ha reivindicado la legitimidad que las urnas han otorgado al PP para aplicar estas medidas. El portavoz socialista, Jorge Alarte, ha lamentado que la Comunidad es referencia de "la corrupción y de la quiebra", y que se haga pagar a los ciudadanos una política de "despilfarro" que ha llevado a que la Comunidad acabe este año con un déficit de 3.078 millones de euros, el 11% del total autonómico.