Cierre de las Bolsas europeas

Contra viento y marea

Esta mañana, se pensaba que podía haber problemas, porque una agencia de rating -S&P- pensaba que el fondo de rescate europeo ya no era conveniente que siguiera con la máxima calificación, y le había bajado el rating, pero el mercado no ha hecho mucho caso que digamos, como ya pasó el viernes con otras rebajas y se ha concentrado en otras cosas.

Por ejemplo, en el hecho de que China haya tenido un PIB mejor de lo esperado, o que España haya celebrado una muy buena subasta, a pesar de tener el rating rebajado en dos notas precisamente por S&P.

Letras a 12 meses se colocan 3.700 millones al 2,15% frente al 4,088% anterior. A 18 meses se colocan 1.873 al 2,49% frente al 4,25% anterior.

Ratio bid to cover de demanda sobre oferta en la subasta a 18 meses queda en 3,23 desde el 4,97 anterior, pero sigue siendo un buen ratio. A 12 meses queda en 3,54 frente al 3,14 anterior.

La subasta española coloca 100 millones de euros menos del máximo, con tipos claramente a la baja y buen ratio bid to cover. Parece que las cosas siguen tranquilas a este respecto.

Como vemos, sigue habiendo demanda y la bajada de tipos nos sigue dando un respiro, lo que sigue comprando tiempo para nuestro país. Ahora pasamos a centrarnos en la del jueves.

Y sobre todo un buen dato de confianza empresarial del instituto alemán ZEW, con la mayor subida en un mes desde que se publica, es decir desde 1.991, y desde entonces ha llovido mucho...

A media mañana se ha puesto freno a las ganancias por un comentario de Fitch, diciendo que Grecia es insolvente y va a presentar default.

Al margen de mi perpetuo desacuerdo con el oligopolio de agencias de rating, y muy especialmente con los tiempos que eligen para decir las cosas, y el hecho de que no termino de entender como se mide a UK y EE UU, en esta ocasión tiene razón. ¿Para qué darle vueltas? Lo de Grecia es un agujero negro que se traga todo el dinero que le queramos echar dentro.

Este es el problema más acuciante de la UE y no es fácil de resolver. Echar más dinero al agujero negro a estas alturas ya no se sabe si es sensato, pero si no se hace y presenta default completo puede ser una reacción en cadena. Habrá que estar atentos a los acontecimientos

No obstante la subida aún no ha sido suficiente para romper resistencias. El futuro del Eurostoxx y del Ibex están atacando la posible ruptura de las grandes figuras triangulares de las que venimos hablando desde hace tiempo.

Para ello el futuro del Eurostoxx tendría que romper y consolidar los 2.400, justo encima de donde estaba esta mañana.

Y por supuesto, no perdamos de vista al futuro del mini S&P 500, que está en plena lucha con su gran resistencia 1.300.

De momentos las resistencias siguen en pie.

Como todo no puede ser positivo, hay algo que preocupa. La excesiva euforia de las manos débiles en toda esta situación. Hay que recordar el extremo de optimismo que se ha alcanzado en la encuesta de la asociación americana de inversores particulares. Aunque este indicador puede estar bastante sobrecomprado, como ahora, mientras el mercado sigue subiendo más. Es mejor indicador además de suelos que de techos, pero en cualquier caso es una nota negativa.

También es sospechoso el hecho, que comentaba hoy Reuters, de que los contratos para comprar el VStoxx Index que es un instrumento para comprar y vender la volatilidad del Eurostoxx, cuestan 2,6 veces más que los puts ayer, lo cual es el triple de la media de 6 meses. Una situación totalmente anormal. El ratio se va a 2,9, mayor desde julio. No es nada bueno, porque este tipo de instrumentos no es usado por las manos débiles, y deja claro que las manos fuertes apuestan por problemas futuros. Hay que tener en cuenta que según datos de Bloomberg este indicador se movió inversamente correlacionado con el Eurostoxx el 80% del tiempo en el pasado año.

En suma, tenemos un entorno de euforia de manos débiles, y pesimismo de manos fuertes. Insisto en que esto puede mantenerse en el corto plazo con Bolsas subiendo más, pero en el medio o cambia o es realmente peligroso.