Prevé colocar entre 4.000 y 5.000 millones en letras a 12 y 18 meses

España celebra mañana su primera emisión de deuda tras la rebaja de S&P

El Tesoro Público intentará captar esta semana hasta 9.500 millones de euros en sendas subastas de deuda, la primera de ellas mañana, en su primera cita con el mercado tras la rebaja de dos escalones aplicada el viernes por la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's a la deuda soberana española.

España espera captar mañana entre 4.000 y 5.000 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, y el jueves entre 3.500 y 4.500 millones de euros en bonos con vencimiento en 2016 y obligaciones con vencimiento en 2019 y 2022.

El impacto de la rebaja aplicada por S&P a España podría romper la racha de tres subastas consecutivas en las que el Tesoro español ha logrado bajar el interés de sus emisiones de deuda.

En la última subasta, que tuvo lugar el 12 de enero, España colocó 10.000 millones de euros, el doble del máximo previsto, con menores intereses, gracias a la abundancia de dinero que circula por el mercado de deuda soberana y a la mejora de la percepción que tiene el mercado sobre España.

Los analistas indicaron tras esa puja que la tregua que han concedido los mercados a la deuda soberana de países como España, Italia o Francia obedecía al elevado nivel de liquidez del que disponen las entidades financieras procedente del Banco Central Europeo (BCE).

Asimismo, destacaron la percepción del mercado de que el nuevo Gobierno en España ha abordado con firmeza las medidas necesarias para reducir el déficit, ya que era la primera emisión española tras conocerse los detalles del ajuste del Gobierno de Mariano Rajoy.

La decisión de S&P de rebajar dos escalones la deuda soberana española puede perjudicar la emisión de mañana, aunque tal y como apunta un informe de The Royal Bank of Scotland, la decisión de la agencia estadounidense no tendrá un efecto negativo a corto plazo sino que supone la constatación de que la crisis de la deuda soberana en la zona del euro está aquí para quedarse.