"Sé que a los votantes del PP no les ha gustado el alza" del IRPF

Rajoy se compromete a no subir más impuestos en los próximos meses

No habrá subida del IVA el próximo marzo, cuando se aprueben finalmente los presupuestos para este año. Rajoy ha asegurado que no es necesario para reducir el déficit.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy.
El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy.

Mariano Rajoy ha sido sincero: "Estoy absolutamente convencido de que a los votantes del PP no les ha gustado la subida de impuestos", ha asegurado el presidente del Gobierno, durante la rueda de prensa conjunta con el mandatario francés, Nicolas Sarkozy. Es más: "Tienen razón", ha añadido.

Pero el presidente se ha explicado. "Hemos adoptado esta decisión porque estábamos en una situación muy complicada y la opción era no hacer nada, dar una pésima imagen y que las cosas siguieran mal". "Me ha costado mucho tomar esta decisión, porque creo que el dinero está mejor en manos de los ciudadanos y yo no quería tomarla", ha continuado.

Y luego han llegado las promesas. Rajoy ha repetido que la subida del IRPF y de los impuestos sobre la vivienda es temporal. "Por dos años". Y que no hay nuevas subidas a la vista. Ante la posibilidad de que la aprobación del presupuesto para 2012 incluya una revisión al alza del IVA, Rajoy se ha comprometido a no hacerlo. "Creo que ya hemos subido suficientemente los impuestos", han sido sus palabras. A su juicio, reducir el déficit es compatible con mantener la tributación tal y como está, porque la clave está en recuperar el crecimiento y crear empleo.

Con estas palabras, el presidente ha querido despejar el miedo de los contribuyentes a que la subida de impuestos aprobada en el primer Consejo de Ministros con Rajoy al frente del país no sea la única y que muy pronto lleguen más. Eso sí, hay que recordar que el PP decidió este incremento tributario solo once días después de que Rajoy lo negara en el debate de investidura.

Quizá por eso, el presidente del Gobierno ha matizado que, "en la vida, nada es para siempre", así que no se ha pillado los dedos.