Prefieren concentrarse en atraer al cliente a través de depósitos altamente remunerados

La banca encarece las hipotecas pese a tener liquidez segura y euríbor más bajo

La banca ha transformado las hipotecas. En cuestión de meses, los préstamos hipotecarios se han encarecido hasta el punto de que no solo han desaparecido los otrora atractivos diferenciales de menos del 1% sobre el euríbor, sino que algunas entidades han triplicado el coste de la financiación.

Ni el recorte de los tipos de interés, ni la caída del euríbor, ni la barra libre de liquidez han conseguido que las entidades financieras retomen las hipotecas baratas tan famosas hace apenas un año. Parece que bancos y cajas quieran desterrar las hipotecas de su oferta y prefieren competir por el ahorro. Se concentran en atraer al cliente a través de depósitos altamente remunerados, y cada vez hacen menos atractiva la financiación hipotecaria. En cuestión de meses han disparado los intereses (en algunos casos cerca de un 150%). Los diferenciales que añaden al índice de referencia euríbor han pasado del 0,25% a comienzos de 2011 al 1% en la segunda mitad del año y hasta más del 3% en el arranque de 2012.

La falta de liquidez ya no sirve de excusa. El Banco Central Europeo (BCE) dio el pasado diciembre un balón de oxígeno al sector financiero con un casi medio billón de euros a devolver a largo plazo. En teoría, la ventanilla de liquidez ilimitada debería resolver el problema y facilitar la concesión de préstamos a familias y empresas. En palabras del presidente de la autoridad monetaria, Mario Draghi, la histórica subasta a tres años "está aportando estabilidad a los bancos de la eurozona" y tiene efectos positivos en la economía.

¿Por qué entonces las entidades siguen reacias a prestar y lo hacen a tipos cada vez más caros? Por un lado, porque persisten la desconfianza y las tensiones derivadas de la crisis de deuda (Draghi afirma que todavía hay una elevada incertidumbre). Pero la razón fundamental es el obligado desapalancamiento ante las exigencias de capital de la Autoridad Bancaria Europea (EBA). Es decir, la banca prefiere reducir su balance (prestar menos) para alcanzar los ratios de solvencia requeridos.

Según los datos del Banco de España, los tipos hipotecarios medios siguen creciendo por encima de un euríbor que se ha moderado en los últimos meses. El tipo de interés efectivo de los nuevos préstamos para la compra de vivienda ha subido 16,3 puntos básicos desde agosto, al pasar del 3,533% al 3,696%, al tiempo que el índice euríbor a 12 meses comenzó a relajarse a finales de verano y aceleró las caídas tras el primer recorte de tipos en noviembre. Desde el 2,110% registrado en octubre ha descendido al 2%, y bajando (la media mensual provisional de enero recala ya en el 1,9%).

Y para muestra un botón: la 'Hipoteca ligera' de tuBancaja ha cambiado tanto que ha tenido que pasar a llamarse 'tuHipoteca ligera bonificada'. Se ha más que duplicado el tipo de interés a euríbor + 2,50%, desde el 1,20% anterior. Y no solo eso. También ha elevado el interés fijo del primer año al 4,80% y exige mayor grado de vinculación, de manera que para poder disfrutar de ese diferencial bonificado del 2,50% es necesario domiciliar la nómina, contratar seguro de vida, un plan de pensiones y un seguro adicional. Entre otras condiciones, requiere unos ingresos mínimos de 3.000 euros de al menos uno de los titulares del préstamo, recoge HelMyCash.com, portal especializado en finanzas personales.

La 'Hipoteca Activa Plus' de Activo Bank (Banco Sabadell) se ha encarecido de nuevo. Tanto es así que no para de ceder posiciones en los rankings de mejores hipotecas del mercado. En solo cuatro meses ha subido de euríbor + 0,49% al 1,10% y ahora al 1,25%. Casi se ha triplicado el interés. Destaca igualmente el incremento de la cláusula suelo, que pasa del 2% al 3%.

Bankinter, por su parte, ha disparado todos sus préstamos hipotecarios, con incrementos que superan los 120 puntos porcentuales en las hipotecas a tipos variable. La 'Hipoteca Sin Más', que permite la dación en pago, sube por un lado el tipo fijo los primeros doce meses del 4% al 4,5% y por otro el diferencial sobre el euríbor desde el 1,50% al 2,75%, y desde el 2,55% al 3,75% sin vinculación. Se convierte así en una de las más caras del momento. La 'Hipoteca Variable' eleva el diferencial hasta el 2,50% desde el 1,45%. Sin vinculación, pasa del 2,55% al 3,30%.

Novagalicia Banco (antes Novacaixagalicia) ha subido el tipo de interés variable de su 'Hipoteca Plus Onetic' al 1,25% desde el 1,04% y el de la 'Hipoteca Onetic' del 1,17% al 1,49%. Además, ha dejado de comercializar el préstamo para segundas viviendas.