Las adjudicatarias pretenden inaugurarlo en tres años
Fotografía facilitada por Talgo de un tren de alta velocidad similar al que un consorcio español, liderado por Renfe, Adif y Talgo, entre otras compañías, construirá entre Medina y La Meca y cuyo contrato de adjudicación se firmó hoy en la capital saudí.
Fotografía facilitada por Talgo de un tren de alta velocidad similar al que un consorcio español, liderado por Renfe, Adif y Talgo, entre otras compañías, construirá entre Medina y La Meca y cuyo contrato de adjudicación se firmó hoy en la capital saudí.

Pastor pide "muchos contratos como el AVE de La Meca" como vía para salir de la crisis

La ministra de Fomento cree que la exportación de tecnología española a través de los grandes proyectos internacionales es una de las vías para salir de la crisis y, por ello, una apuesta del nuevo Gobierno. Así lo ha expresado en el acto de la firma de adjudicación del AVE Medina-La Meca

Después de seis años de dura competencia con ofertas de las principales empresas ferroviarias internacionales, por fin esta mañana se puede asegurar que el consorcio español capitaneado por Renfe y Talgo es ya el adjudicatario del proyecto del AVE entre Medina y La Meca: un proyecto para instalar durante los próximos tres años 450 kilómetros de superestructura ferroviaria (vía, catenaria, balasto, placa, etc) entre las ciudades santas del Islam.

A la vez que se suministrarán 35 trenes de Talgo y los sistemas de control y seguridad de la vía, para que después Renfe y Adif exploten durante doce años un tráfico con 60 millones de viajeros potenciales cada 12 meses. En total un presupuesto de 6.730 millones.

El acto formal de la firma del contrato se ha celebrado esta mañana en Riad, la capital de Arabia Saudita. En él han participado los ministros españoles de Fomento y Exteriores, Ana Pastor y José Manuel García Margallo y, de la parte saudí, el príncipe Abdelaziz bin Mishaal y los titulares de finanzas y transportes del gobierno de Riad, Ibrahim Al-Assaf y Jubarah bin Eid al-Surayasiri.

Durante su intervención en el acto de la firma, Ana Pastor aseguró que el proyecto del AVE a La Meca "es un ejemplo de colaboración entre el sector público y empresas privadas, lo que es también algo que importa y mucho al ministerio de Fomento en esta nueva etapa del Gobierno que preside Mariano Rajoy". Pastor destacó que "apoyar a las empresas españolas y especialmente a las que son punteras en innovación y tecnología" es una de las vías para lograr salir de la crisis.

En un encuentro con periodistas posterior al acto Pastor dijo que lo conseguido por el consorcio ferroviario español en Arabia Saudí es un ejemplo de la potencia que puede tener la coordinación entre la Administración y los sectores empresariales públicos y privados coordinados para "vender en el exterior con la marca España".

"Necesitamos más contratos como este" sentenció. La ministra citó los sectores ferroviario, portuario, aéreo y aeroportuario, de energías renovables, a la industria alimentaria y al turismo, como grandes áreas de actividad en las que el tejido empresarial español tiene capacidad y competitividad para ganar grandes contratos internacionales.

Carlos Palacio, presidente de Talgo, uno de los líderes privados del consorcio, explicó que "hoy es un día de gran alegría porque hemos terminado con éxito la primera fase de nuestro trabajo". Advirtió, sin embargo, que gran reto empieza a partir de ahora porque tenemos que garantizar que "ejecutamos a la perfección el contrato".