La firma prepara su salida al Nasdaq con una fuerte caída de ingresos

Carlyle entrega 134 millones de dólares a cada uno de sus tres fundadores

El grupo Carlyle, una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo, entregó 134 millones de dólares a cada uno de sus tres fundadores en 2011. La firma redujo hasta septiembre sus ingresos desde los 872,4 millones de dólares de 2010 hasta los 444,7 millones de 2011.

Carlyle entrega 134 millones de dólares a cada uno de sus tres fundadores
Carlyle entrega 134 millones de dólares a cada uno de sus tres fundadores

En un ejercicio de transparencia inédito en los casi 25 años de historia del grupo Carlyle, la sociedad de capital riesgo ha comunicado a la SEC sus últimos datos financieros, así como los salarios que reciben sus principales ejecutivos. La próxima salida al Nasdaq de la firma estadounidense ha obligado a la compañía a desnudar sus finanzas ante el organismo regulador del mercado estadounidense.

William Conway, Daniel D'Aniello y David Rubenstein, que fundaron en 1987 el grupo Carlyle, y que tienen la misma edad, 62 años, recibieron en 2011 por sus funciones en la sociedad de capital riesgo estadounidense 134 millones de dólares cada uno. La firma de inversión, en cuyo capital participan el fondo de pensiones de California Calpers y el fondo dubaití Mubdala, trata de justificar los salarios entregados a sus fundadores en su comunicado a la SEC aludiendo a las importantes funciones que cada uno de ellos lleva a cabo en la sociedad.

Los tres fundadores de Carlyle se embolsaron 402 millones de dólares el pasado año a pesar de que la sociedad de inversión redujo prácticamente a la mitad sus ingresos. Según el comunicado enviado esta semana a la SEC, los ingresos de Carlyle entre enero y septiembre de 2011 fueron de 444,7 millones de dólares, frente a los 872,4 millones ingresados en el mismo periodo de 2010.

Paga dos millones a la exvicepresidenta del Nasdaq, a la que fichó en febrero

Además de los tres fundadores de Carlyle, otra ejecutiva del grupo se ha embolsado un sustancioso salario a pesar de llevar menos de un año de trabajo en la firma de inversión. El grupo estadounidense fichó el pasado mes de febrero a Adena Friedman, ex vice presidenta ejecutiva y directora financiera del Nasdaq, de 41 años. Ahora que la firma de inversión ha anunciado su salida a cotizar en el mercado alternativo estadounidense queda claro el motivo de aquel fichaje.

Según detalla la sociedad de capital riesgo en su comunicado a la SEC, la nueva ejecutiva de Carlyle percibirá un salario base anual de 275.000 dólares que podrá ser incrementado. Además, para los años 2011 y 2012 Friedman recibirá un bonus mínimo de 1,7 millones de dólares. A partir de 2013 "recibirá bonus según nuestra decisión", dice Carlyle en su información al regulador.

Carlyle gestiona 148.000 millones de dólares en inversiones corporativas, inmobiliarias o fondos de inversión. Cuenta con 33 oficinas repartidas por todo el mundo y medio millar de profesionales. Desde 1987 ha invertido 48.000 millones de dólares en 414 compañías. En España Carlyle tiene oficina en Barcelona y es propietario del grupo Applus+, el grupo turístico Orizonia y Arsyss, registrador de dominios en internet. A finales del pasado año compró la operadora asturiana Telecable.

Seis millones por aviones privados

Carlyle destina casi seis millones de dólares todos los años al transporte de sus ejecutivos en aviones privados. Según reconoce la sociedad de inversión en su reciente comunicado a la SEC, estos aviones son en realidad propiedad de empresas controladas por sus principales ejecutivos. "La compañía ha hecho uso de las aeronaves propiedad de las entidades controladas por los directivos", dice Carlyle.

La firma precisa que los ejecutivos corrieron con el gasto de la compra de las aeronaves (que no dice cuáles son ni cuántas) y que Carlyle corre con el gasto que supone su uso para la actividad del grupo. "Los pagos de la compañía por el uso corporativo de esos aviones empleados por ejecutivos y otros directivos y empleados corresponden a precios de mercado, que alcanzaron los 5,9 millones de dólares, 5,8 millones y 5,3 millones en los años 2010, 2009 y 2008", respectivamente.