Permitirá que devuelvan en diez años su deuda con el Estado

Rajoy da un balón de oxígeno de 2.400 millones a las comunidades

El Gobierno de Mariano Rajoy finalmente ampliará de cinco a diez años el plazo para que las comunidades devuelvan al Estado los anticipos de más que recibieron en 2008 y 2009. Supondrá un ahorro de 2.400 millones para las arcas autonómicas en 2012.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, acaba de anunciar en Málaga que el Gobierno permitirá que las comunidades devuelvan en diez años las liquidaciones negativas correspondientes a 2008 y 2009. En total, deben 23.135 millones a la Administración central, una cifra debían retornar en cinco años.

La medida, mil veces reclamada por todos los Gobiernos autonómicos, supondrá un ahorro de 2.400 millones para este año. Esta deuda se originó en los ejercicios 2008 y 2009, cuando los anticipos que cada año transfiere la Administración central a la autonómica superaron con creces la recaudación real.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró en diciembre que aceptaría un aumento del plazo de devolución siempre y cuando hubiera margen en las arcas del Estado. La concesión del Ejecutivo supone que la Administración central contará con 2.400 millones menos que los previstos.

La precaria situación financiera de las comunidades -algunas de ellas deben parte de las nóminas del año pasado- ha llevado a Rajoy a aprobar una medida que equivale a una inyección de liquidez y que no tiene ningún efecto sobre el déficit público total.

Las corporaciones locales también tendrán diez años para devolver la deuda contraída en 2008 y 2009 con la Administración central y que asciende a unos 5.800 millones.