El diferencial negativo se amplía a cuatro décimas

España cierra el año con la inflación por debajo de la media europea

La inflación española se colocó el pasado diciembre por debajo de la media europea por segundo mes consecutivo. En términos armonizados, el IPC cerró 2011 en el 2,4%, lo que supone un nivel de precios un 0,4% inferior al de la zona euro, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El recrudecimiento de la crisis ha moderado los precios en España en la recta final de 2011. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) terminó el año en el 2,4%, lo que supone una fuerte desaceleración de cinco décimas con respecto al 2,9% registrado en noviembre. En el conjunto de la Unión Europea, el recorte de la inflación ha sido más modesto al situarse en diciembre el 2,8% frente al 3% del mes anterior. De este modo, el nivel de precios español se coloca un 0,4% por debajo del de la zona euro. El diferencial negativo se amplía tras el 0,1% que marcó en noviembre.

Según los datos de Estadística, el IPCA de diciembre coincide con el Indice de Precios de Consumo (IPC), que subió una décima en el último mes del año pasado en relación al mes anterior, pero bajó cinco décimas en tasa interanual, hasta el 2,4%, gracias al abaratamiento de las gasolinas y al mantenimiento del precio del tabaco.

La tasa anual del IPC, que se ajusta con la del indicador adelantado, encadenó en diciembre su tercer descenso consecutivo y marcó el valor más bajo desde noviembre de 2010, cuando la inflación se situó en el 2,3%.

La tasa de inflación subyacente -que excluye la evolución de los precios de la energía y los alimentos- disminuyó dos décimas en diciembre y se situó en el 1,5%.

El dato de inflación interanual de diciembre es importante para los sueldos de los trabajadores, ya que en algunos convenios colectivos se utiliza para determinar la subida salarial del año siguiente y en otros es la referencia para compensarles por la desviación del IPC previsto a principios del ejercicio.

El recorte del IPC interanual se debió principalmente a la caída de los precios del transporte y de las bebidas alcohólicas y del tabaco. En el caso del transporte, su tasa interanual se redujo más de dos puntos en diciembre, hasta el 4,9%, como consecuencia del abaratamiento de las carburantes y lubricantes frente a la subida que experimentaron en diciembre de 2010.

Por su parte, la tasa interanual de bebidas alcohólicas y tabaco disminuyó más de seis puntos en diciembre de 2011, hasta situarse en el 4,2%, debido a la estabilidad de los precios del tabaco frente al repunte que registraron un año antes.

En contraste, destacó el incremento de la tasa anual del grupo ocio y cultura, que se elevó nueve décimas, hasta el 1,3%, por el encarecimiento del viaje organizado y de los servicios recreativos y deportivos.

Respecto a la tasa mensual del IPC, que subió una décima y experimentó así su quinto repunte consecutivo, Estadística atribuyó el ascenso al grupo de ocio y cultura, que elevó sus precios un 2,2% en diciembre por el aumento de precios del viaje organizado, así como a los alimentos y bebidas no alcohólicas, que incrementaron tres décimas sus precios debido al encarecimiento del pescado fresco y, en menor medida, de la carne de vacuno y la leche.

Por el contrario, el pasado mes de diciembre los precios de vestido y calzado bajaron un 1,4% como consecuencia de las bajadas previas a la campaña de rebajas de invierno, mientras que los del transporte cayeron un 0,2% por el descenso mensual de los precios de los carburantes.