Los sindicatos temen el cierre inminente de sus dos plantas en Logroño

Indulacsa solicitará el concurso de acreedores

La dirección de Industrias del Lacado (Indulacsa) ha comunicado a los representantes laborales su decisión de solicitar el concurso de acreedores, ante los graves problemas de liquidez por los que atraviesa. La empresa adeuda a los trabajadores las nóminas de los últimos tres meses y arrastra varias deudas con Hacienda y la Seguridad Social.

Los sindicatos temen que, ante la gravedad de la situación, se opte por el cierre de las dos plantas, ubicadas en las afueras de Logroño, que ocupan a 40 trabajadores. Indulacsa lleva tres años en una complicada situación y que ya ha planteado anteriormente dos expedientes de regulación de empleo , alegando causas económicas y productivas. No obstante, la empresa ha realizado también proyectos importantes, como el recubrimiento de la fachada del Turning torso, el rascacielos noruego diseñado por Santiago Calatrava. Los trabajadores han decidido paralizar la producción y realizan movilizaciones para presionar a la empresa e intentar evitar el cierre de las plantas.