Mario Draghi comparecerá a las 14.30 horas

El BCE mantiene los tipos de interés en el 1%

El Banco Central Europeo (BCE) ha celebrado hoy su primera reunión del año y no ha dado un nuevo golpe de timón en la política monetaria. La institución dirigida por Mario Draghi ha decidido mantener los tipos y seguirán en el 1%, nivel que los analistas consideran adecuado.

La frenética actividad en la sede alemana del BCE durante el mes de diciembre ha cesado en el arranque del nuevo año. Mario Draghi, presidente de la entidad, permanecerá atento al efecto que surten las últimas medidas encaminadas a sacar de la UVI al sistema financiero de la zona euro pero ha decidido mantener el precio del dinero en el 1%. En la última reunión del año, el banquero italiano estiró la barra libre de liquidez hasta los 3 años de vencimiento, amplió el abanico de activos que admite como garantía en los préstamos y redujo la facilidad marginal de crédito, (el mecanismo por el que presta dinero a los bancos durante un día) hasta el 1,75%.

Hasta ahí las conocidas como non standard measures (medidas excepcionales). En cuanto a la estricta política monetaria, Draghi tras corregir las dos subidas acometidas por su antecesor en el cargo, Jean-Claude Trichet y dejar el precio del euro en el 1% ha optado en la primera reunión de 2012 por mantener ese nivel, el mínimo histórico en el que inició 2011. Habrá que esperar a las 14.30 horas para que comience la rueda de prensa de Draghi.

La institución además ha mantenido inalterable el tipo de la facilidad de depósito en el 0,25% y el tipo de facilidad para los créditos en el 1,75%. En el mercado se comentaba la posibilidad de que se recortara el tipo de la facilidad de depósito para desincentivar su uso por parte de las entidades bancarias. Sin embargo, los analistas no lo veían probable. "Bajarlo al cero desincentivaría en cierta medida a los bancos pero no lo espero y no sería una solución definitiva para normalizar el mercado", declara José Luis Martínez, estratega de Citi.

Con todo, las cifras trimestrales de las economías del Viejo Continente (salvo Alemania) y las previsiones del propio emisor comunitario no son nada alentadoras. Europa camina al filo de la recesión. "No esperamos bajadas de tipos de interés. Es previsible que el BCE espere a ver si hay recesión en Europa antes de acometer más medidas. Probablemente esperarán también a ver el efecto de las dos bajadas de tipos anteriores. El diagnóstico que hagan de la situación económica es importante", comenta Marian Fernández, de Inversis Banco.

Una opinión que coincide con la de otros expertos. "No esperamos cambios en materia de tipos porque hay que esperar a que se digieran las últimas medidas", añade José Luis Martínez, de Citi. La repuesta automática de los bancos al jugoso banquete de dinero barato anunciado por el BCE fue acudir en masa. Más 500 entidades solicitaron cerca del billón de euros.

No son precisas nuevas más medidas excepcionales. Es una idea compartida por los expertos. Lo realmente necesario es que el crédito fluya a la economía real, eslabón indispensable para que la cadena del crecimiento vuelva a ponerse en marcha. Europa camina al filo de una segunda recesión.

"Falta de liquidez no hay, como demuestran los récords consecutivos de depósitos bancarios en el BCE", señala Miguel Paz, de Unicorp. El dinero que guardan los bancos en el BCE marca un récord tras otro desde la subasta a tres años de diciembre, una muestra inequívoca de la desconfianza que reina entre el sector.