Es su arma para combatir los malos resultados en ADSL

Movistar pone a millón y medio de hogares a tiro de su fibra

Movistar ha dado variadas previsiones sobre el despliegue de su red de fibra, pero la realidad no concuerda con ninguna de ellas. Según los datos que maneja la CMT, su 'potencia de tiro' roza el millón y medio de hogares.

Telefónica hace comerciales a todos sus empleados
Telefónica hace comerciales a todos sus empleados

¿Será su casa la agraciada? Para saberlo tendrá que esperar a que un comercial de Movistar llame a su puerta, porque la localización de la red de fibra del exmonopolio y los planes de despliegue que tiene para ella son uno de los secretos mejor guardados. Pero al menos ahora se sabe a cuántos hogares llega de forma efectiva la supervelocidad.

Esta cifra también ha estado envuelta en misterio. Hace años que Movistar dio las primeras previsiones de despliegue de su nueva red de fibra óptica y eran mucho más optimistas de lo que luego pudo cumplir. El plan se revisó en 2010, con una rebaja drástica de su objetivo de cobertura, que se cifró en un millón de hogares para el cierre de 2011. A partir de ahí, los números desaparecieron, al calor del recrudecimiento de la crisis y del empeoramiento de resultados del exmonopolio.

Al final, también la última previsión conocida se ha incumplido..., pero al alza. Según los datos comunicados por las operadoras a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y fechados a finales de septiembre, en España hay casi millón y medio de "accesos instalados de fibra hasta el hogar, de los cuales casi su totalidad pertenecen a Telefónica de España", según consta en un documento oficial del regulador al que ha tenido acceso este diario.

TELEFÓNICA 5,94 -0,90%

Eso significa que el potencial de Movistar es mayor del previsto, porque la definición que ha proporcionado a la CMT implica que estos accesos pueden ser comercializados de forma inmediata o que ya están en esta fase. Es decir, Telefónica tiene a tiro casi millón y medio de clientes potenciales.

Eso sí, pasar del dicho al hecho es más complicado de lo que parece. Por ahora, Movistar solo ha conseguido convencer a uno de cada diez posibles abonados de que se apunte (y pague mensualmente por ello) a su oferta de fibra, en la que cuenta con menos de 140.000 usuarios, según las últimas cifras disponibles.

Pero Movistar está decidida a poner toda la carne en el asador para que esta cifra se incremente cada día que pasa. Telefónica va a cerrar un año para olvidar en materia de banda ancha, con la primera pérdida anual de usuarios de ADSL de su historia. La única forma de enfrentarse a sus rivales con mejores cartas es plantear una oferta diferenciada y mucho más potente, como es un acceso de 100 megas a través de fibra óptica directamente en el hogar. Sobre todo, porque solo Orange ha asomado levemente la cabeza en esta tecnología.

Para ello, la operadora ha ido rebajando el precio de su oferta de fibra y mejorando las condiciones de comercialización. Y el resultado no se ha hecho esperar. Telefónica pierde clientes de ADSL y también de móvil, pero los gana en fibra, único segmento que da alegrías a la operadora en estos momentos.

Lo que sigue siendo un misterio es cuál será la evolución próxima del despliegue de fibra. Se trata de una tecnología cara, porque implica llegar con un cable de máxima calidad al hogar mismo del cliente. Tampoco su comercialización es barata y Movistar ha tenido que rebajar el precio porque la alta factura mensual inicialmente prevista ahuyentaba a los clientes, más atraídos por ofertas de tarifas reducidas de los rivales de ADSL (Jazztel, Orange o Vodafone) o del cable, que también ofrece velocidades elevadas.

De ahí que extender la red de fibra suponga una inversión abultada en un momento de consumo reducido por la crisis y con unos resultados a la baja en las cuentas de Movistar. Algunos analistas, sin embargo, apuntan que es la única arma que le queda para competir, así que debe pisar el acelerador, pero otros señalan que una inversión así en este momento pondría en peligro incluso el dividendo reducido que ha dejado Telefónica. Por ahora, los directivos de la operadora prefieren no dar pistas: el despliegue se ajustará a la demanda, asegura la compañía. En estos momentos, Movistar cubre menos del 10% de los hogares españoles con su red de fibra, así que queda mucho camino por recorrer.