Los empresarios advierten que la renuncia afecta a la competitividad

Soria descarta la aplicación de un IVA superreducido para el turismo

El ministro de Industria, José Manuel Soria, descartó un IVA superreducido para las actividades turísticas, pese a ser una propuesta del programa electoral del PP. "La prioridad es reducir el déficit", apuntó.

Soria descarta la aplicación de un IVA superreducido para el turismo
Soria descarta la aplicación de un IVA superreducido para el turismo

Estaba en el programa electoral con el que ganó las pasadas elecciones el Partido Popular y el presidente Mariano Rajoy lo mencionó en el debate de investidura. Sin embargo, el tan esperado IVA superreducido para las actividades turísticas no se va a aplicar porque el objetivo de cumplimiento del déficit es "la prioridad", asumió ayer el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

"En estos momentos no hay ningún planteamiento al respecto. Creo que sería bueno, una medida positiva, pero no es el momento porque nos hemos alejado demasiado del objetivo de déficit", afirmó el ministro en la presentación del Balance del Turismo 2011. Soria detalló que la prioridad es llevar el déficit del 8%, que es el porcentaje de cierre de 2011, muy lejos del objetivo del 6% marcado, al 4,4%, meta para 2012. "No es una obsesión, es una obligación", ha asegurado.

Antes y después de las elecciones del 20-N, el PP se había comprometido a promover una fiscalidad del 4% para las actividades turísticas frente al 8% que soportan en la actualidad. Esta propuesta, promovida desde la CEOE, trata de elevar la competitividad de las empresas españolas en un escenario en el que algunos de nuestros competidores en materia turística, como Francia o Grecia, tienen un gravamen inferior para hoteles, restaurantes y bares con tipos del 6,5% y del 5,5%, respectivamente.

Así, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas, destacó que "vamos a pedir que cumplan lo prometido" en el programa electoral y en la investidura. Molas destacó que es una cuestión de competitividad en los destinos. "A medio plazo, el norte de África recuperará la estabilidad y nos veremos obligados a competir por precio. Solo unos puntos de rebaja de IVA atraerían más turismo, que generan actividad económica", afirmó.

La Confederación Española de Agencias de Viajes y Touroperadores (Ceavyt) lamentó que la petición del IVA no haya prosperado "por el momento", aunque aseguró que entienden el "esfuerzo" que se les pide hasta que España mejore su déficit público. "Cuando España se recupere, volveremos a solicitar la rebaja", afirmó el presidente, Rafael Gallego.

Molas apuntó además que la solicitud de fiscalidad favorable no se limita al IVA. Es importante también "que no se siga gravando con más impuestos al sector". Al contrario, que se fomente con "beneficios fiscales la inversión en renovación de las infraestructuras y en mejoras de los equipamientos, una inversión necesaria siempre".

Además, el presidente de Cehat sugirió que se apliquen "ventajas fiscales a aquellos hoteleros que decidan invertir en alargar la temporada y acabar con la estacionalidad, que es un problema brutal". Molas apuntó que solo con el programa del Imserso se mantienen 80.000 puestos de trabajo estables durante más meses.

El incierto futuro de Paradores

El ministro Soria no pudo ayer concretar cuál va a ser el futuro de la cadena pública hotelera Paradores. El responsable de Turismo aseguró que "por el momento no tienen estudiada" una posible privatización. "Lo veremos en los próximos días, pero siempre desde la premisa de que es un grupo a potenciar, un gran producto diferenciador del destino España", apuntó.

Aun así, Soria apuntó que se puede plantear la entrada de la iniciativa privada en la gestión. "No se tiene planteado ni se descarta", dijo.

El pasado mes de noviembre, antes de las elecciones, el diario online Voz Pópuli apuntó que el PP pondría a la venta la red de Paradores si llegaba al Gobierno. Incluso aseguró que estaría valorada en 2.000 millones.

Fuentes del sector consultadas por la publicación especializada Hosteltur apuntan sin embargo, que la privatización no puede ser total porque, de los 93 establecimientos que componen la red, solo unos pocos son rentables e interesantes.