Se muestra dispuesta a aportar más capital al ESM

Merkel expresa "respeto" por las "importantes y apreciables" reformas italianas

Merkel reiteró que, además de la resolución del problema de la deuda, los países de la Unión Europea deberán también abordar con urgencia medidas para fomentar el crecimiento.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó hoy su "respeto" por las "importantes y apreciables" reformas del gobierno italiano que preside Mario Monti para estabilizar los presupuestos y las finanzas de su país.

En rueda de prensa conjunta tras una reunión en la Cancillería, Merkel reiteró que, además de la resolución del problema de la deuda, los países de la Unión Europea deberán también abordar con urgencia medidas para fomentar el crecimiento económico y la creación de empleo. Además, se ha mostrado dispuesta a aumentar los fondos de los que dispondrá el Mecanismo Europeo de Estabilidad, inicialmente de 500.000 millones de euros, ya que ello lanzaría el "importante mensaje a los mercados de que los líderes europeos están dispuestos a resolver la crisis".

Respecto a su apoyo al impuesto a las transacciones financieras en los 17 países de la eurozona, Merkel ha querido aclarar que es una "opinión personal" y pedir su implementación depende del apoyo de su partido y de su coalición de gobierno, lo cual discutirá en marzo. "Mi opinión personal es que deberíamos implementar dicha tasa en una circunstancia de emergencia".

Por su parte, Monti destacó que Italia ha demostrado "madurez" con las reformas abordadas y aseguró que su país hará la necesaria aportación para contribuir a la estabilización de la zona del euro tras afirmar que "no hay que temer a Italia".

La canciller alemana alabó a su huésped al asegurar que las autoridades de Roma han demostrado velocidad y sustancia en las medidas adoptadas para reformar sus estructuras y "eso es algo que reforzará a Italia"

La rueda de prensa de los dos mandatarios comenzó con 45 minutos de retraso, "no porque hayamos discutido", dijo Merkel, sino debido a que el catálogo de temas a tratar era muy amplio.

Con motivo de su visita a Berlín, Monti había pedido un mayor reconocimiento para los esfuerzos de Italia y advertido contra un papel dominante de Berlín y París en la resolución de la crisis de la zona euro.

Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy "cometerían un grave error si piensan que ellos solos podrán dirigir la UE", afirmaba Monti en una entrevista publicada hoy por el rotativo Die Welt, en la que demanda que "Europa debe tener varios centros. E Italia es uno de ellos".

"Somos un país fuerte, orgulloso y tenemos una economía efectiva en principio", declaraba el primer ministro italiano, quien expresaba su temor a que se produzcan protestas antieuropeas en su país si no se logran progresos claros ante los "duros sacrificios" exigidos.