197 votos a favor, 130 en contra y 4 abstenciones

El Gobierno y CiU sacan adelante la subida del IRPF y el recorte del gasto

El PP ha conseguido sacar adelante el paquete de medidas urgentes anunciadas el 30 de diciembre gracias a su mayoría absoluta y al apoyo de CiU. Con 197 votos a favor, 130 en contra y 4 abstenciones el Congreso ha convalidado el real decreto ley con el que se pretende reducir el déficit y devolver a España a la senda del crecimiento.

Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro
Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro

El Gobierno ha pasado su primera prueba. Como era de esperar el Pleno del Congreso ha convalidado el real de decreto ley de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera aprobadas en el Consejo de Ministros el pasado 30 diciembre. Con ellas el PP busca hacer frente a la peor y más larga crisis de la democracia así como cumplir con los objetivos de déficit. Para conseguirlo acometerá una reducción del gasto público de 8.900 millones de euros a lo que se suma la actualización de las pensiones, el incremento del IRPF de entre el 0,75% y el 7% a partir de febrero, la subida del IBI para las viviendas con un valor superior a la media del mercado durante dos años y el establecimiento de una tasa de reposición cero para los funcionarios a excepción de las Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios básicos.

No obstante, este no será el único recorte. Como ya adelantó el presidente Mariano Rajoy en la entrevista concedida a la agencia Efe será necesario un ajuste de entre 37.000 y 40.000 millones para cerrar el año en el 4,4% de déficit público.

La gran incógnita de la jranada era si el Gobierno conseguiría el apoyo de CiU. Sin embargo, minutos antes el diputado de Convergencia Josep Sánchez Llibre desveló el misterio y anticipaba que su partido votaría a favor alegando como motivos la coherencia, la responsabilidad, la situación de crisis y la necesidad de "frenar los ataques a la deuda soberana".

CiU ha puesto como condición para el apoyo parlamentario al Gobierno en toda la legislatura que el Ejecutivo se avenga a negociar con Cataluña un pacto fiscal similar al que tienen País Vasco y Navarra, por lo que se presume que podría haber habido algún contacto entre el Ejecutivo central y la Generalitat para abordar este asunto.

Por su parte, el Gobierno valora como muy positiva la actitud los catalanes y considera que sigue la línea de colaboración entre los partidos, algo a lo que ya instó Mariano Rajoy durante el debate de investidura y que hoy ha vuelto a reiterar el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. En concreto, esta mañana el ministro, responsable de defender el paquete de reformas ante el Congreso, ha pedido a los partidos que dejen atrás las diferencias ideológicas y colaboren en la toma de decisiones para atajar la crisis.

Una hora antes de la votación Cristóbal Montoro ha señalado que las medidas adoptadas son "medidas excepcionales para un tiempo excepcional" y se ha comprometido a rebajar la carga fiscal cuando se reconduzca la situación y se recupere la confianza en nuestra economía.

El ministro ha indicado que el agujero de 20.000 millones de euros provocado por la desviación de dos puntos porcentuales del déficit ya era conocido de sobra por el ejecutivo socialista pero "no fue capaz de explicarlo a la sociedad".

Montoro ha hecho hincapié en que los recortes han sido llevados a cabo de una "manera ponderada en términos económicos y sociales" para evitar que sufran aquellos sectores más débiles.