Coloca 3.900 millones, sobre los 4.000 previstos

Alemania subasta bonos a seis meses con rentabilidad negativa

La incertidumbre que rodea a la deuda soberana europa ha llevado a que los inversores, incluso, hayan tenido que pagar para buscar refugio en los bonos alemanes. El Estado germano colocó hoy 3.900 millones de euros sobre un total de 4.000 millones previstos, con una rentabilidad negativa: -0,0122%. Alemania cobra por pedir dinero.

Alarmados por la crisis de la deuda soberana europea, los inversores acuden a refugiarse en los bonos alemanes, lo que ha rebajado el interés que paga el país por financiarse hasta alcanzar un coste cero en algunos tramos. Incluso, a cobrar por pedir dinero, como ya ha ocurrido anteriormente con la deuda suiza.

Es el caso de la subasta de hoy: Alemania ha colocado 3.900 millones en letras a seis meses, frente a los 4.000 millones previstos, con una sobredemanda del 1,82. La avalancha de peticiones de compra ha significado un abaratamiento del cupón fijado como referencia antes de la subasta, hasta el punto de ser negativo: -0,0122%. Es decir, llegado la fecha de vencimiento de las letras, los inversores no solo no recibirán un extra de rentabilidad, sino un descuento, un bocado sobre el principal.

Un coste que están dispuestos a asumir dado el riesgo que domina el mercado y la percepción de seguridad que proyecta el papel soberano alemán. Ante los dudas sobre la capacidad de los Estados periféricos para pagar sus deudas, los inversores prefieren pagar ellos para asegurarse el retorno de la inversión.

Desde que desató la crisis de la deuda soberana, a Alemania cada vez le cuesta menos endeudarse. La situación beneficia también a la banca germana en el proceso de recapitalización impuesto por Bruselas. Como la valoración de las carteras de deuda se hace a precio de mercado, países como Italia deberán provisionar caídas de dos dígitos, mientras que los bonos alemanes, mayoritariamente en manos de las entidades del país, apenas se deprecian.