Diario de a bordo

Carbón para las Bolsas europeas

Jornada que empezaba con alzas en Europa, ante el buen cierre de Wall Street que parece haberse desacoplado de Europa, ante la diferente marcha de ambas economías, y porque tras el dato de ADP de ayer se descontaba que la cifra empleo de hoy en EE UU iba a ser buena.

Ayer curioso como el sectorial bancario de EE UU subía con fuerza todo lo contrario que el europeo. Además esta mañana Unicredit disipaba todas las dudas sobre posibles recuperaciones con un nuevo desplome, con lo que en algunos momentos de la mañana acumulaba más del 40% de caída en tres sesiones.

Muy diferente panorama en EE UU, con datos macro aceptables, con una vivienda que parece estabilizarse aunque en niveles bajos, y a quien no acosan las compañías de rating ni el mercado, pese a su déficit altísimo y casi más del 90% de deuda sobre el PIB.

Ya eran al cierre de ayer tres días por encima de la media de 200 (el S&P 500) algo que no se veía desde hacía 5 meses.

En todo limitaban las ganancias los miedos a la crisis europea, con la deuda italiana a 10 años subiendo claramente por encima de la zona del 7%, que es considerada ya como punto insostenible. El BCE ha hecho las compras ridículas de siempre, y como casi de costumbre no han servido para gran cosa.

Pero ahí íbamos aguantando hasta que ha salido el dato de empleo.

Se subía como primera reacción, ya que la cifra quedaba en 200.000 empleos creados cuando se esperaban 150.000 y en un paro de 8,5% cuando se esperaba 8,7%. Pero poco a poco nos íbamos dando la vuelta.

Y es que los analistas comentaban tras una segunda lectura varias cosas:

1- Que tras el dato de ADP de ayer, la previsión de 150.000 ya no era realista, todo el mundo esperaba más. Y ciertamente creo que así era. Muchos habían modificado sus previsiones internamente, pese a la reiterada poca fiabilidad que viene mostrando esta cifra de ADP a lo largo del tiempo.

2- Que la cifra estaba desfigurada por la contratación de 42.000 mensajeros para empresas de courier, algo que sucede a menudo en diciembre y que luego son despedidos en enero.

3- Que la cifra de paro está muy manipulada por no decir otra cosa y que en realidad ha bajado porque se han quitado de la lista de parados a 50.000 que siguen buscando empleo pero que ya no se les considera. Es la costumbre, en los últimos años la cifra de personas que se ha quitado de las listas del paro, así por las buenas, la mayoría mayores o amas de casa, es escandalosa. Se puede afirmar sin ningún género de duda que el paro real de EE UU es muy superior a la cifra publicada. Puede que sea la cifra más politizada de todas.

Conforme se ha ido enfriando la reacción al dato de empleo, ha aparecido en Europa, porque EE UU seguía alcista el miedo a la crisis. El miedo a que los bancos siguen dejando todo el dinero que les presta el BCE depositado en el propio BCE, el miedo a que la UE no tiene líderes de nivel ni soluciones a la crisis, el miedo a que ahora sale Merkel y Sarkozy con la tasa de transacciones financieras cuya implantación podría ser desastrosa y totalmente contraproducente, el miedo a las subastas de España e Italia, de la semana que viene...

La tendencia es bajista en Europa. No hay más que hablar. La crisis sigue dominando a las Bolsas, en cuanto ha pasado la Navidad, se acabó la tregua, y la vuelta de los grandes operadores tras las vacaciones se ha traducido en claras ventas.