La eléctrica y ACS, a la espera de que otros dos fallos judiciales

El Supremo decidirá sobre los blindajes antes de las juntas de Iberdrola y Repsol

La sala tercera del Tribunal Supremo emitirá durante el mes de marzo su fallo acerca de la enmienda que elimina las limitaciones a los derechos de voto en las empresas cotizadas, indicaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

La resolución se emitirá antes de las juntas de Iberdrola y de Repsol. Fuentes empresariales indicaron a Europa Press que si bien en el caso de la eléctrica la asamblea se ha celebrado algún año en marzo, en esta ocasión, y a la espera de que se fije oficialmente la fecha, está prevista para después de ese mes.

En concreto, el Supremo está analizando en profundidad un recurso de Iberdrola contra el artículo 515 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, después de haber rechazado en julio la petición de la eléctrica de medidas cautelares contra la norma.

En caso que el tribunal se pronuncie a favor de la enmienda, durante las próximas juntas de accionistas de empresas como Iberdrola, Repsol o Telefónica dejará de existir una limitación del 10% en los derechos de voto.

A efectos prácticos, Iberdrola es la compañía a la que más afecta el cambio, ya que su principal accionista, ACS, podrá votar por su 19% del capital, si bien esta mayor representatividad tampoco tiene por qué implicar un cambio en el escenario actual.

De hecho, la reivindicación de ACS de entrar en el consejo de administración de Iberdrola está detenida en los tribunales después de que el juzgado de lo mercantil de Bilbao fallase a favor de la eléctrica al analizar lo sucedido en la junta de 2010, en la que la constructora fue expulsada del órgano rector tras haber accedido a él durante apenas unos minutos.

Conflicto judicial

El fallo del juzgado de Bilbao aprecia un conflicto de competencia "estructural y permanente" entre ambas empresas. Para resolver esta incompatibilidad, ACS ha puesto en venta activos de renovables, recurrido la sentencia ante la Audiencia Provincial de Vizcaya y anunciado su intención de llevar el caso al propio Supremo.

En paralelo, ACS también ha solicitado en el juzgado de Bilbao que se declaren nulos de pleno derecho algunos cambios estatutarios aprobados por Iberdrola en la junta de 2011, entre ellos el de la reducción desde 15 hasta 14 en el número máximo de miembros del consejo de administración de la eléctrica.

Al margen de la resolución del Supremo sobre los blindajes en marzo, las empresas también dan por probable que en el primer trimestre se conozcan tanto el veredicto de la Audiencia de Vizcaya sobre el rechazo a la presencia de ACS en el consejo de Iberdrola como el del juzgado de Bilbao sobre la junta de 2011 y el cambio de estatutos.

Distensión en Repsol

Repsol ha sido, hasta hace apenas unas semanas, la otra gran empresa más afectada por la enmienda de los blindajes desde que, en julio del año pasado, entrase la norma en vigor.

Sacyr ha mantenido un 20% en la petrolera hasta el pasado 20 de diciembre, y durante casi cuatro meses ha llegado a contar con un pacto parasocial con Pemex que le daba un 29,5% del capital, lo que, trasladado a una junta de accionistas, le habría dado un poder de voto tres veces superior.

No obstante, los últimos acontecimientos han desactivado esta acumulación de derechos de voto. Como parte de la refinanciación de los 4.900 millones de crédito para la compra del 20% de Repsol en 2006, la propia petrolera se ha hecho con un 10% de su capital y reducido a la mitad la presencia de la constructura en el accionariado.