Cifras de cierre de 2011

Boeing se queda atrás en la batalla con Airbus por el liderazgo aeronáutico

El grupo estadounidense cierra la mitad de contratos que su rival

A falta de que Airbus confirme, dentro de 10 días, sus cifras de cierre de 2011, el grupo europeo puede dar por ganada la batalla por el liderazgo aeronáutico mundial. Y de manera muy amplia.

Su rival estadounidense Boeing ofreció ayer los datos definitivos de entregas y nuevos contratos del año pasado y, pese a haber logrado firmar algunos pedidos récord, no fue capaz de lograr los objetivos que se había marcado a principios del ejercicio y, tampoco, acortar distancias con la filial de EADS.

Así, el grupo situó el nivel de entregas en los 477 aviones frente a los hasta 495 que había previsto inicialmente. Entre las razones de este desfase, los problemas con el nuevo 787 Dreamliner (al final solo pudo entregar tres unidades) y los retrasos del 747-8. Según los datos filtrados desde el entorno de Airbus, el grupo europeo, sin embargo, superó las 530 entregas.

THE BOEING COMPANY 178,08 1,92%

El momento de la entrega de un avión a las aerolíneas es clave para los fabricantes aeronáuticos, ya que es cuando cobran la mayor parte del precio pactado en el contrato, con lo que tiene un impacto significativo sobre la cifra de ingresos finales de cada compañía. Normalmente, las empresas reciben entre el 70% y el 80% del dinero acordado.

En cuanto a la firma de nuevos contratos para la compra de aviones, Boeing despidió 2011 con un total de 805 pedidos (921 antes de cancelaciones). Una cifra sensiblemente inferior a los 1.378 nuevos encargos que Airbus ya había concretado a finales de noviembre.

Según fuentes de la industria, es probable que, en el balance final, en términos de pedidos brutos, la cuota de Boeing no llegue al 40% del mercado mundial de aviones comerciales.

En todo caso, en términos de valor, las diferencias no serán tan significativas. El liderazgo de Airbus se ha asentado en la nueva versión del A-320, que ha vendido de forma masiva. Sin embargo, es el avión más barato. Boeing ha sido capaz de colocar, por ejemplo, 200 unidades del 777 (un avión de mayor tamaño), valoradas en 4.700 millones de euros.

El presidente del grupo en España, a Defensa

El presidente de Boeing España, Pedro Argüelles, fue nombrado ayer nuevo secretario de Estado de Defensa por el Ejecutivo. Vuelve, así, a un ministerio en el que ya estuvo con el primer Gobierno de Aznar como jefe de gabinete del entonces ministro Eduardo Serra.

En esa época coincidió con el actual titular de Defensa, Pedro Morenés, que es quien le ha fichado para dirigir, entre otras cosas, la política industrial del Ministerio.

Argüelles (Madrid, 1950) conoce perfectamente el sector empresarial de la defensa y la seguridad. Diplomático, discreto y con buenos contactos, ha defendido con habilidad los intereses del grupo estadounidense en España en la última década. Desde Boeing consideran que su experiencia "será un gran activo para la defensa y seguridad de España".