Nuevas medidas del Gobierno

Sáenz: "La UE exige la supervisión de las cuentas regionales"

Cataluña y Euskadi se rebelan contra el plan de Hacienda

Sáenz: "La UE exige la supervisión de las cuentas regionales"
Sáenz: "La UE exige la supervisión de las cuentas regionales"

El Gobierno está decidido a echar un pulso a las comunidades autónomas para asegurarse un férreo control presupuestario. Ayer por la mañana varios Ejecutivos regionales se rebelaron contra la intención expresada un día antes por el ministro de Economía, Luis de Guindos, de supervisar las cuentas regionales, previa, incluso antes de su aprobación por los respectivos parlamentos autonómicos. El portavoz de Gobierno catalán, Francesc Homs, llegó a tildar la idea de De Guindos de "intolerable" y de agravio contra el autogobierno catalán. El Ejecutivo vasco, en un menor tono, criticó también la propuesta.

Pocas horas después, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se encargó de ahondar en las intenciones del Gobierno. "Todas las Administraciones deben ayudar a reducir el déficit; todas somos Europa", dijo. La vicepresidenta recordó que la UE exige la supervisión de las cuentas regionales y del resto de Administraciones" y que España se comprometió a este fin como el resto de socios comunitarios.

Diálogo

No obstante, Sáenz indicó que esta supervisión no quiere decir un trato autoritario por parte del Gobierno central que "respeta la autonomía financiera" de las comunidades. En esta materia, la vicepresidenta anunció que en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se celebrará este mes, "se invitará al diálogo" a todas las comunidades para debatir, tanto sus objetivos presupuestarios como los "problemas de liquidez" que puedan sufrir. En los últimos días, el Gobierno valenciano ha reconocido retrasos en algunos de sus compromisos de pago con la banca. El Gobierno central tiene la potestad de limitar el endeudamiento al Gobierno regional que incumpla sus compromisos de estabilidad fiscal. En estos momentos, la mayoría de las comunidades presentan una fuerte desviación del déficit fiscal sobre el previsto, algo que deben corregir con sendos planes de saneamiento financiero.

Fabra sube el IRPF y el gravamen a la gasolina

El Gobierno valenciano recaudará 238 millones de euros más con la aplicación de una nueva escala autonómica del impuesto de la renta y nuevos gravámenes, según las medidas urgentes aprobadas ayer para reducir el déficit público.

La Generalitat ha introducido dos nuevos tramos en la escala autonómica del IRPF, que se aplicarán a los contribuyentes que perciban más de 120.000 y más de 175.000 euros. Con esta medida se prevé recaudar 28,2 millones. También se vinculará el sueldo de los consejeros y altos cargos de la Generalitat a la evolución del déficit en 2012. Estas decisiones se incluyen en el plan de ahorro de 1.057 millones anunciado por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en su discurso de Año Nuevo. También se eliminará la deducción autonómica por compra de vivienda y se incrementa el gravamen fiscal a las gasolinas (céntimo sanitario).