Someterá a control previo los Presupuestos de las autonomías

De Guindos calcula que la banca necesita 50.000 millones más en provisiones

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, ha asegurado en una entrevista al Financial Times que prevé que las entidades financieras tengan que provisionar 50.000 millones de euros más para cubrir los activos inmobiliarios dudosos y acercar su valor contable al real al mismo tiempo que ha rechazado la creación de un banco malo.

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy anunció en su debate de investidura una segunda fase de reestructuración del sector financiero español que se acometería en los primeros seis meses del año y el ministro de Economía afirmó ayer que la reforma bancaria estaría lista en las próximas semanas.

Hoy, en una entrevista publicada por el diario británico Financial Times Luis de Guindos se muestra reacio a crear un banco malo que agrupe los activos tóxicos de las entidades financieras. En su lugar, prefiere que los bancos incrementen sus provisiones, en un máximo de 50.000 millones de euros, para acercar el valor contable de sus activos inmobiliarios dudosos al importe real.

La cifra mencionada por el titular de Economía es superior a la horquilla entre 20.000 y 40.000 millones de euros que había señalado en el mes de octubre.

De Guindos ha afirmado que es "esencial" que los bancos saneen sus balances sin que esto suponga una carga para el Tesoro y ha defendido que debería producirse una nueva ronda de fusiones entre las cajas de ahorros.

El titular de Economía y Competitividad afirmó el martes que la reforma del sistema financiero no será aprobada en el consejo de ministros de éste jueves pero que será adoptada en las próximas semanas.

Según el Banco de España las entidades han provisionado desde el comienzo de la reestructuración 105.000 millones de euros. La banca española acumula 176.000 millones de euros en activos inmobiliarios problemáticos según datos del supervisor.

De Guindos ha avanzado además que en marzo habrá una nueva ley para controlar el déficit de las comunidades autónomas y que será la encargada de establecer "estrictos instrumentos de control" sobre las autonomías. "Tendremos controles a priori, de modo que antes de aprobar los presupuestos, los gobiernos regionales necesitarán la 'luz verde' del Ejecutivo central", ha declarado.

El economista confía que las medidas y las reformas anunciadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy sirvan para elevar la confianza de los mercados en España, ya que "no podemos darnos el lujo de ir al mercado" y decir que España no va a aplicar una campaña ortodoxa en políticas fiscales.

"Esto es algo que sería muy perjudicial para la percepción de la economía española y muy perjudicial para la moneda única", subraya De Guindos.

En lo que respecta al paro, el ministro de Economía y Competitividad considera que en España, la caída del PIB durante la crisis era normal, pero ningún otro país, ni siquiera los rescatados, sufrió un deterioro del mercado laboral" de tal magnitud.

Así, a pesar de destacar que el elevado paro en España tiene "mucho que ver con la construcción", donde el ajuste ya se ha producido, apunta también a "la capacidad de las empresas para adaptarse a las condiciones".