Justicia

Gallardón quiere hacer de agosto un mes hábil para procesos judiciales

Reducirá el importe de las fianzas bloqueadas en los procedimientos

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quiere terminar con una de las prácticas más consolidadas en el sistema judicial español: la inhabilitación del mes de agosto a efectos procesales. Su departamento va a "estudiar la inhabilitación procesal del mes de agosto" porque considera que no tiene sentido esta práctica en la coyuntura actual. Ruiz-Gallardón presidió ayer la toma de posesión de varios altos cargos del Ministerio de Justicia.

Explicó que la paralización de los procedimientos judiciales en el mes de agosto respondía al hecho histórico de que así sucedía en todos los ámbitos de la Administración, pero que se va a revisar "en aras de la necesaria y absolutamente imprescindible agilización" de la justicia.

El ministro es partidario de "pocas y buenas leyes", con "calidad técnica y con voluntad de perdurar". Su nuevo equipo tiene ante sí "el reto de la simplicidad, del menos es más". También avanzó que se reformará el sistema de fianzas judiciales para reducir las cantidades que se retienen a los afectados en los procedimientos actualmente. Ruiz-Gallardón quiere acabar con la dilación indebida de los procesos judiciales, por lo que se modificarán "algunas costumbres que no son compatibles con una justicia competitiva". Y es que recordó que mientras en España en 2010 se tramitaron 9,3 millones de asuntos con 46 millones de habitantes, Francia genera seis millones de casos con 60 millones de habitantes.

El hecho de que se tramiten en España un 15% más de asuntos que en el país vecino cuando hay un 30% menos de ciudadanos significa que debemos "avanzar en austeridad y eficiencia", manifestó.

Jurisdicción voluntaria

El PP aprobará una ley de jurisdicción voluntaria para desjudicializar determinados asuntos y extender la actividad de los notarios a los casos en los que no tiene que intervenir el juez. Los fedatarios ya han mostrado su disposición a asumir casos como las declaraciones de herederos abintestato o los divorcios en los que haya acuerdo.

Justicia reduce a la mitad las direcciones generales

En la toma de posesión de los miembros de su equipo, Ruiz-Gallardón dijo haberse rodeado de personas mejores que él. Fernando Román será secretario de Estado de Justicia, Juan Bravo ocupará la subsecretaría y Joaquín José Rodríguez Hernández se encargará de la Dirección General de Registros y Notariado.

El ministro recalcó que la política de austeridad del Gobierno se ha traducido en que Justicia tendrá cuatro direcciones generales, en lugar de ocho, como en la anterior legislatura. En opinión de Ruiz-Gallardón, se trata de una estructura reducida, pero operativa.

En el acto estuvieron presentes varios representantes del mundo de la justicia, como el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, o el vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa.