De Guindos descarta que haya un alza del IVA entre las medidas a aprobar mañana

El Ejecutivo sopesa otra simplificación administrativa y de empresas públicas

El Gobierno ultima las medidas adicionales contra el déficit que se aprobarán mañana. Entre ellas sopesa una nueva simplificación de la Administración, que incluirá la fusión, privatización y eliminación de empresas públicas.

El Ejecutivo sopesa otra simplificación administrativa y de empresas públicas
El Ejecutivo sopesa otra simplificación administrativa y de empresas públicas

La toma de posesión de nuevos altos cargos del Ministerio de Economía se convirtió ayer en un momento idóneo para intentar arrancar del ministro Luis de Guindos novedades sobre las medidas adicionales contra el déficit fiscal que se aprobarán mañana en Consejo de Ministros. De Guindos prefirió utilizar su discurso para destacar el papel importante que jugará la nueva secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, que ayer tomó posesión de su cargo junto a otros ocho compañeros del ministerio. El ministro subrayó cómo la investigación y el desarrollo debe ser una palanca fundamental para el cambio de modelo productivo y cómo debe haber más sinergias entre la administración y la innovación empresarial. Estas sinergias las extendió a todo su ministerio, que cuenta con amplias competencias para potenciarlas, desde el comercio hasta toda la política financiera y de competitividad.

Entre los que juraron cargos estaban precisamente la consejera delegada del Icex, María del Coriseo González, el secretario general del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa, el presidente de Cesce, Álvaro Bustamante y el director general de Política Económica, Antonio Carrascosa, todos con responsabilidades importantes a la hora de hablar del cambio de modelo productivo.

Poco antes de que el ministro hablara, buena parte de los presentes en el abarrotado salón de actos del ministerio no paraban de especular cuales serían las próximas medidas del Gobierno, tras el ajuste de 15.000 millones aprobado la semana pasada. Tras su alocución, el ministro se limitó a descartar que vaya a debatirse en el Consejo de Ministros de mañana una subida del IVA o la anunciada reforma financiera, que "quedará para próximas semanas". El alza de este tributo es el que más se está barajando por parte de los expertos, dado su alto potencial recaudatorio. Sin embargo, el Gobierno prefiere, de momento, no jugar esta carta dado su efecto negativo sobre el consumo.

Alemania anima a "profundizar" en el proceso de consolidación fiscal

Además, después de aprobar una subida del IRPF, que afecta a las nóminas de 19 millones de contribuyentes, el Ejecutivo prefiere esperar a ver cual es el comportamiento de la economía en los próximos meses. Para mañana, el Ejecutivo está debatiendo otro tipo de medidas que sirvan para apoyar la reducción del déficit sin que signifique una recorte directo de partidas o una subida de impuestos.

Direcciones generales

Fuentes del ministerio indican que el Gobierno está sopesando una nueva simplificación administrativa. En el BOE ya se ha publicado la estructura de secretarías de Estado y secretarías generales, pero hay mucho terreno por delante en los escalafones inferiores, con menor rango. Se trata de las subsecretarías, direcciones generales sectoriales y subdirecciones, que se acercan al centenar. El anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ya "peló" parte de esta estructura, pero se fijó sobre todo en secretarías de Estado.

Junto a la estructura ministerial se encuentra la de las empresas públicas. Tras las últimas privatizaciones ya no queda en la administración grandes operaciones por realizar. Pese a ello aún existen algunas joyas de la corona como Aena y Loterías del Estado, cuyos procesos quedaron paralizados al final del mandato Zapatero al arreciar la crisis de la deuda soberana. Además de los procesos privatizadores, el Gobierno está pensando en un proceso de fusión, reestructuración e, incluso, eliminación de algunas empresas sobre todo en cinco departamentos (Fomento, Industria, Economía, Hacienda, Agricultura y Medio Ambiente)

Mientras esto ocurre, Alemania vigila. El ministro de Asuntos Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, celebró ayer las medidas "inevitables" aprobadas la semana pasada y animó a seguir con el "proceso de consolidación".

La CE estudiará medidas para compensar el déficit español

La supervisión por la UE de las cuentas españolas ya es un hecho. La Comisión Europea discutirá en las próximas semanas con el Gobierno español más medidas de consolidación fiscal para compensar el desvío en el objetivo del déficit en 2011, según fuentes comunitarias. Este podría superar el 8% frente al 6% pactado. "Hemos sido informados de un desvío considerable del déficit", añadió ayer el portavoz de la Comisión Europea, Olivier Bailly. El portavoz dejó claro que compete al Gobierno determinar qué medidas adicionales adopta para compensar la desviación del déficit. Sin embargo, indicó que la Comisión ha hecho varias recomendaciones en el pasado, como las relativas al IVA. Bailly valoró el ajuste de 15.000 millones aprobado la semana pasada pero indicó que es inferior al desvío del déficit del 2% del PIB", informa Efe.