Estudio de la Sociedad de Tasación

El precio de la vivienda nueva cayó un 4% en 2011 y seguirá bajando en 2012

El precio de la vivienda nueva de tipo medio en las capitales de provincia se redujo un 4% en 2011, hasta situarse en 2.376 euros el metro cuadrado construido, y continuará a la baja en 2012 en un contexto de empeoramiento de la economía, según un estudio de la Sociedad de Tasación.

La vivienda nueva en España se ha abaratado un 4% de media en el año 2011 y el precio se situó en 2.376 euros por metro cuadrado construido, con lo que una casa de 90 metros cuadrados vale unos 213.840 euros.

Bajó en 48 capitales de provincias, subió en una y en otra se mantuvo sin cambios. En 16 capitales de provincia, los precios medios disminuyeron más del 5% respecto a 2010. En otras 19, bajaron entre el 3% y el 5%, y en otras 13, entre el 0 y el 3%.

Sevilla es la capital donde más bajaron los precios de las casas a estrenar, un 8,3%. Seguida de Ciudad Real (-7,8%), Ávila (-7,4%) y Zaragoza (-7,4%). En el extremo opuesto se situaron Zamora, con un descenso del 0,3%, y Pontevedra (0%).

En cuatro capitales -Barcelona, San Sebastián/Donostia, Madrid y Bilbao- se superó el precio medio nacional de 2.376 euros el metro cuadrado, mientras que en otras diez -Murcia, Cáceres, Badajoz, Pontevedra, Jaén, Lugo, Zamora Tenerife, Ávila y Ciudad Real- el valor medio se situó por debajo de los 1.500 euros.

En cuanto a las Comunidades Autónomas, los precios disminuyeron en todas las regiones de España, si bien los descensos más acusados fueron en Navarra (-7,3%) y Aragón (-7%). En cambio, Galicia (-1,3%) y Extremadura (-2,8%) registraron las menores caídas.

En 2011 el número de viviendas iniciadas se situó en torno a las 81.000 unidades, según señala el Boletín de Mercado de Vivienda Nueva de 2011 elaborado por la Sociedad de Tasación.

La evolución de los indicadores económicos ha tenido un impacto sobre el comportamiento del sector inmobiliario en 2011, que ya se ha convertido en el peor año de la crisis. El mercado residencial redujo su nivel de actividad como consecuencia de las dificultades para obtener financiación. Con carácter general se aprecia una disminución de los precios, que fue menos acusada en el segundo semestre del año.

El estudio indica que se observa un importante aumento en la oferta de viviendas con antigüedad entre uno y cinco años pendientes de primera ocupación, puestas a la venta por los departamentos inmobiliarios de entidades de crédito y por particulares no profesionales del sector. Asímismo, aumenta la tendencia de la oferta de alquiler con opción de compra.

De cara a 2012, las previsiones macroeconómicas no invitan al optimismo. El Gobierno ya ha avanzado que la economía volverá a la recesión. La oferta de vivienda seguirá siendo importante, con una disminución lenta del stock, que será algo más dinámica en las zonas céntricas de las ciudades por la escasez de inmuebles nuevos ya construidos, y también de suelo edificable. La demanda se mantendrá débil y los precios mantendrán la tendencia a la baja, según el estudio.