La medida no fue anunciada en la rueda de prensa del Consejo de Ministros

De Guindos justifica los avales por 100.000 millones a la banca para evitar el cierre del crédito

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha justificado la posibilidad del Estado de otorgar avales a la banca por 100.000 millones de euros en el ejercicio 2012 para evitar el cierre de crédito. La medida no fue anunciada tras el último Consejo de Ministros.

Esta nueva medida de apoyo al sector financiero no fue anunciada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Consejo de Ministros del pasado viernes 30 de diciembre. Los avales de 100.000 euros a la banca no salieron a la palestra en la rueda de prensa posterior al Consejo, pese a formar parte del decreto de ajuste que fue presentado hasta cuatro ministros, entre ellos el titular de Economía y Competitividad, Luís de Guindos.

Tuvo que ser al día siguiente, con la publicación en el Boletín Oficial del Estado del Real Decreto-ley de medidas urgentes, cuando se conoció la medida. De Guindos ha defendido hoy en una entrevista a la Cadena Ser. "Los 100.000 millones de euros servirán para avalar emisiones de bonos y obligaciones nuevas que realicen las entidades de crédito residentes en España con una actividad significativa en el mercado de crédito nacional", se ha limitado a señalar en un recordatorio de la redacción del Real Decreto.

Los avales públicos a la banca han sido una de las respuestas más comunes de los Gobiernos europeos ante la crisis financiera, sobre todo durante los primeros años. El Gobierno de Rodríguez Zapatero se comprometió en 2008 a ser el garante de las emisiones de pagarés, bonos y obligaciones que realicen las entidades financieras que trabajan en España por un máximo de 100.000 millones, el mismo importe que el estipulado ahora.

El ministro ha recalcado que "si no se hiciera así, sería un acto de irresponsabilidad" que llevaría a la economía española a una situación absoluta de cierre de crédito", y recordó que la banca pagará una cantidad importante por esos avales que utiliza. La fórmula dejó perdió fuelle a medida que la crisis mutó en un problema de deuda pública. Los avales dejaron de ser útiles en países como España debido a su elevado coste (el precio del aval más la prima de riesgo del avalista).

Sanear activos inmobiliarios

Asimismo, De Guindos ha recalcado la necesidad de sanear los activos ligados al sector inmobiliario de la banca y la importancia de una nueva ronda de consolidación entre entidades para reactivar el crédito. "La reforma financiera va a ser importantísima; en las próximas semanas debemos tener un esquema de actuación claro y transparente", dijo.

Respecto a la posibilidad de crear un 'banco malo' que aglutine los activos tóxicos del sector financiero ligados al ladrillo, el ministro dijo que lo importante no es el instrumento que se emplee, sino el objetivo de minimizar el impacto del saneamiento sobre las cuentas públicas.

"Tiene que minimizarse el impacto del saneamiento bancario sobre los contribuyentes, y ese va a ser el principio básico y que va a guiar la reforma del sector financiero", ha argumentado.

Por otro lado, respecto a la tasa a las transacciones financieras, De Guindos ha dicho que se está negociando en el ámbito europeo, y ha incidido en que dicha tasa no ha de trasladarse a los usuarios de los bancos