Los técnicos de Hacienda piden políticas adecuadas para reducir la tasa de fraude

Gestha: el coto a la economía sumergida recaudaría 38.000 millones sin recortes

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) tienen una fórmula para reconducir el déficit necesidad de acometer medidas de ajuste. Calculan que rebajando la tasa de fraude en diez puntos el Estado recaudaría 38.000 millones adicionales al año, más del doble de lo que prevé ahorrar el Gobierno de Rajoy con los recortes y la subida de impuestos.

Poner coto a la economía sumergida. Esa es la receta de los técnicos de Hacienda para reducir el déficit y alcanzar los objetivos impuestos por Bruselas sin necesidad de acometer más medidas de ajuste. Gestha considera que la tasa de reposición del 10% de los efectivos destinados a la inspección tributaria y laboral es "insuficiente", tras la voluntad manifestada por el Ejecutivo de luchar contra la economía sumergida, que alcanza ya el 23,3% del PIB.

Según la organización, con la implantación de unas políticas adecuadas que redujeran en diez puntos la tasa de fraude en España, el Estado podría recaudar cada año más de 38.500 millones de euros adicionales, 25.500 millones de euros en impuestos evadidos y 13.000 millones de euros en cuotas a la Seguridad Social. La cifra total supone más del doble de los 16.500 millones que prevé ahorrar el nuevo Gobiermo de Mariano Rajoy con la congelación del SMI y del sueldo de los funcionarios, el recorte del gasto en ministerios y organismos públicos y la fuerte subida de impuestos.

En este sentido, el secretario general del colectivo, José María Mollinedo, lamentó que "los funcionarios paguen doblemente la consecución de los objetivos del déficit, puesto que ya se les rebajó el sueldo hace dos años y congelado en cuatro ocasiones, teniendo ahora que pagar un nuevo gravamen en el IRPF".

En la actualidad, la tasa de economía no declarada alcanza el 23,3% del PIB, lo que supone cerca de 245.000 millones anuales, de los que el 65,9%, casi dos terceras partes -161.647 millones de euros- proceden del fraude fiscal y el tercio restante es fraude laboral.

No obstante, desde Gestha consideran que el plan de ajuste anunciado por el Gobierno ayudará a mejorar la "igualdad" y la "progresividad" del sistema tributario. Valoran que se intente que "paguen más los que más tienen", aunque lamentan que no se hayan eliminado los instrumentos legales de que disfrutan los grandes patrimonios, como las sociedades instrumentales y las SICAVS.

Los técnicos califican de "progresiva" la subida de la tarifa del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y abogan por la creación de un nuevo tramo para las rentas de capital.

En cuanto a las medidas adoptadas en materia de vivienda, la organización valora positivamente que se mantenga el IVA superreducido para la compra de vivienda nueva durante un año más, aunque han subrayado que será necesario vender el doble de viviendas para compensar la rebaja de este impuesto. Así, han apuntado que deberán salir al mercado casi 367.000 inmuebles nuevos, mientras que en 2011 lo hicieron 183.000 viviendas.

Del mismo modo, han estimado que la recuperación de las deducciones por inversión en vivienda habitual eliminará el ahorro potencial de 1.500 millones de euros que el Gobierno habría alcanzado a largo plazo.