Séptimo Informe Anual de Gobierno Corporativo

Las empresas españolas vuelven a suspender el examen de transparencia de los sueldos

La transparencia de las retribuciones a los consejeros vuelve a ser la asignatura pendiente de las empresas españolas que cotizan en Bolsa. Según el Séptimo Informe Anual de Gobierno Corporativo, publicado por la CNMV, el grado de cumplimiento de esta recomendación alcanzó el 65,3% en 2010.

En 2010 las empresas cotizadas realizaron un mayor grado de seguimiento de las 58 recomendaciones recogidas por el Código Unificado de Gobierno Corporativo. Según lo publicado hoy por la CNMV, en el último ejercicio el cumplimiento de las recomendaciones fue el mayor de los registrados hasta el momento. En concreto, el promedio se sitúa en el 78,1% frente al 77,3% de 2009.

Pero aunque los datos son buenos, ya que muestran la preocupación de las empresas por dotar de mayor transparencia a su gestión, la nota discordante vuelve a ser la referida a las retribuciones de los consejeros. Aunque el año pasado mejoró el grado de seguimientos (65,3%), las empresas siguen mostrando reticencias a la hora de hacer público el salario de sus consejeros.

Dentro de este apartado, el desglose de las retribuciones individuales de los miembros del Consejo es una de las recomendaciones menos seguidas. De hecho, y según lo establecido por la Ley, las sociedades cotizadas están obligadas a difundir y votar durante la junta general la política de retribuciones.

Cae la remuneración media

Comparando los datos del último ejercicio con los de 2009, la remuneración media de los consejos cayó un 10% y se situó en los 2,72 millones de euros. Esta tendencia se traslada a los salarios de los consejeros ejecutivos que ceden un 7% hasta los 260.215 euros.

Pero aunque esta es la corriente impera en gran parte de las sociedades, las cajas de ahorro se desmarcan y la media de los sueldos de las principales figuras directivas sube un 6,6% (2,8 millones de euros). En este caso hay que tener en cuenta el cambio sustantivo que se ha producido este año como consecuencia del proceso de reestructuración. El número se ha reducido significativamente y pasan de las 43 de 2009 a las 33 de 2010.

Razones de los incumplimientos

La Ley del Mercado de Valores establece en su informe que las empresas incluyan una explicación de por qué no cumplen algunas de las recomendaciones. Sin embargo, las sociedades siguen mostrando reticencias a detallar las razones del incumplimiento. En el 50% de los casos se trata de explicaciones redundantes que no aportan valor y ocultan el verdadero motivo del no seguiminto de la recomendación, dejando solo un 25% a las explicaciones específicas.

Este tipo de informaciones permitiría tanto a accionistas como a los inversores tener argumentos de mayor peso a la hora de formarse una opinión más consistenten sobre cada una de las empresas.