Análisis semanal

Ferrovial: alcista, pero con reservas

Esta semana vamos a analizar desde el punto de vista técnico a Ferrovial, uno de los pocos valores del mercado continuo que mantiene una clara estructura alcista a pesar de la que esta cayendo en los mercados.

Empezamos como siempre con un gráfico mensual para ver cómo se ha comportado el valor en los últimos años y donde se aprecia como la tendencia alcista iniciada en marzo de 2009 se mantiene a día de hoy e incluso podría estar intentando desplegar un impulso alcista que le acerque a sus máximos históricos. Aún así conviene ser prudente ya que la tendencia iniciada en 2009 parece estar bastante madura, con movimientos cada vez más contenidos y de menor rango.

Destaca en el gráfico mensual el soporte que ha dejado en los ocho euros tras cerrar por encima de ese nivel en enero de este año, ya que hasta en siete ocasiones posteriormente ha estado cotizando a lo largo del mes por debajo de ese nivel para finalmente cerrar por encima dejando velas con sombras inferiores largas. Del mismo modo, los nueve euros se resistían hasta que en el mes de noviembre consiguió cerrar por encima de ellos, lo que podría abrir las puertas a buscar los máximos históricos del valor en los 10.85 euros. Entre medias tiene una resistencia en los ¤9.50 que ya paró el precio en el mes de octubre y que coincide con un antiguo soporte perdido 2007 y que posteriormente actuó como resistencia el resto de ese año.

En el gráfico semanal se observa más claramente como en las últimas semanas, concretamente desde el mes de octubre, la resistencia situada en los 9.50 euros ha parado al valor hasta en seis ocasiones, siendo por arriba el tapón está impidiendo la continuidad de las subidas. Si consiguiera finalmente romper la resistencia podría dar un tirón hasta los ¤10 en primera instancia antes de buscar sus máximos históricos.

Por la parte inferior ha dejado soportes en 9.00, 8.50, 8.00 y 7.50. Por los 8 euros además pasa la directriz alcista que sale de los mínimos de marzo de 2009 y junio de 2010, lo que refuerza ese nivel de soporte y le hace ser el punto clave que debe mantenerse si el valor quiere seguir en tendencia alcista.

Para hacer un poco de abogado del diablo, destacar dos aspectos que invitan a la prudencia. Por una parte la contracción de los movimientos del precio permite dibujar una cuña que podría estar cercana a su resolución. Dado que la cuña se ha dibujado en un movimiento alcista habría que vigilar que no rompa por la parte inferior, lo que sería una clara señal de agotamiento de la tendencia alcista.

Por otra parte, con cada toque del precio con la resistencia alcista superior de la cuña el RSI ha ido dejando una clara divergencia bajista con tres crestas decrecientes a medida que el gráfico ha ido haciendo nuevos máximos. En principio siempre quien manda es el precio, ya que la divergencia puede romperse con nuevas subidas, pero conviene tenerlo en cuenta sobre todo si finalmente la formación rompiera a la baja.

En resumen, Ferrovial mantiene la tendencia alcista iniciada en marzo de 2009, aunque ésta parece estar ya en un estado bastante avanzado. Mientras no se rompa la directriz alcista en la que se ha ido apoyando en las correcciones el valor hay que dar a la tendencia el beneficio de la duda y mantener el sesgo alcista, aunque no estaría de más ir ajustando los stops por si finalmente se produce un giro. La directriz alcista en el gráfico diario pasa por los 8.30 euros, nivel que coincide con el soporte dejado antes del último impulso alcista, por lo que puede ser una buena referencia para los inversores más nerviosos. Los siguientes soportes importantes los podríamos fijar en 8, 7.50 y 7 euros, niveles demasiado alejados del precio actual salvo para inversores de largo plazo que entraran en el valor cerca del inicio de su tendencia alcista de 2009.

Por encima de los 9,70 euros confirmaría la ruptura de la cuña por la parte superior y la resistencia horizontal de los 9,50, lo que podría llevar al valor a atacar sus máximos históricos situados en 10.85 euros.