Vende 7.019 millones frente a los 8.500 estimados

La subasta de Italia defrauda: se queda lejos del máximo previsto

El éxito de la subasta celebrada ayer en Italia queda eclipasada por la descafeinada colocación de hoy. El Tesoro ha vendido un total de 7.019 millones de euros en bonos a tres, siete y diez años y con vencimiento a 2022. El organismo, sin embargo, pretendía colocar un máximo de 8.500 millones.

Una de cal y otra de arena. Tras el éxito de la subasta de ayer, el Tesoro transalpino se ha enfrentado hoy de nuevo con el mercado. Sin embargo, el resultado no ha sido tan positivo. Italia ha vendido un total de 7.019 millones de euros en bonos a tres, siete y diez años y con vencimiento a 2022, en la parte media del rango estimado ya que se quería colocar entre 5.000 y 8.500 millones de euros.

En concreto, el Tesoro ha subastado 2.540 millones de euros en bonos a tres años a un tipo de interés medio del 5,62%, considerablemente más bajo que el 7,9% que pagó en la anterior colocación celebrada el 29 de noviembre. El bid to cover, por su parte, ha sido de 1,36 veces frente al de 1,5 veces anterior.

En los bonos a siete años, se han vendido 803 millones a un interés medio del 7,42%, mientras que en la deuda a diez años el importe colocado ha sido de 1.176 millones y el interés se ha situado en el 6,7%.

Asimismo, el organismo ha subastado 2.500 millones de euros en bonos con vencimiento a 2022. El tipo de interés ha sido del 6,98%, frente al 7,56% anterior, y el bid to cover ha sido de 1,36 veces, prácticamente igual que el de 1,34 veces previo.

Ayer, el Tesoro italiano consiguió colocar 10.732 millones de euros en bonos a seis meses y dos años, con una rentabilidad casi la mitad de la registrada en la anterior puja de deuda de este tipo. En concreto, vendió 9.000 millones en letras a seis meses y 1.700 en bonos a dos años. El tipo de interés se recortó desde el 6,504% hasta el 3,251% en las letras, y del 7,814% al 4,853% en los bonos.

En el mercado secundario, la rentabilidad del bono italiano a diez años asciende ya al 7,09%, mientras la prima de riesgo escala hasta 521 puntos básicos.