_
_
_
_
La Casa Real decepciona con los datos aportados

El Rey cobra 292.752 euros al año y el Príncipe, la mitad

Mucha expectación para pocos datos en la información final que ha remitido la Casa Real. El Rey recibe 292.752 euros en concepto de dotación y gastos de representación y el Príncipe de Asturias, la mitad de esta cifra.

El rey Juan Carlos y el príncipe Felipe
El rey Juan Carlos y el príncipe FelipeEfe

La transparencia ha llegado al Palacio de la Zarzuela, pero no a la escala que muchos españoles habría deseado. Por primera vez desde 1979, la Casa Real ha hecho público esta mañana el desglose de su presupuesto. No solo no están los gastos en peluquería o vestuario, sino que la información específica se limita a unas escasas cifras. ¿Cuál es la asignación de la Reina? ¿Y la de la Princesa de Asturias? Sigue sin saberse. Esta parquedad contrasta con la extensa información que facilitan en sus páginas web otras grandes monarquías europeas, como la británica, holandesa y sueca, con informes anuales acompañados, algunos de ellos, de su correspondiente auditoría.

España está lejos de esta transparencia, aunque al menos se sabe hoy algo más que ayer sobre los asuntos crematísticos de la monarquía nacional. De los 8,43 millones de euros que destinó el Presupuesto para este año a la Casa Real, 292.752 euros fueron para el Rey, en concepto de sueldo (140.519 euros) y gastos de representación, según consta en la nota emitida desde Zarzuela. El Príncipe de Asturias percibe 146.375 euros, la mitad que su padre.

Y hasta ahí los datos personalizados. La Reina, la Princesa de Asturias y las Infantas carecen de una asignación fija, ya que dependen de los gastos de representación que se les concedan en una proporción y cuantía que es variable cada año. En 2011, tienen un máximo de 375.000 euros para repartirse.

La Casa Real recuerda en su nota que todos los miembros de la familia pagan impuestos (las cifras proporcionadas son brutas) y que se les practican las correspondientes retenciones.

Lo que más se lleva: el personal

De todos los gastos de Zarzuela, el que se lleva el mayor importe es el capítulo de personal, que supone el 47,89% del presupuesto total asignado (4,04 millones). Curiosamente, la mayor parte de esta partida (2,8 millones) se ha destinado a incentivos al rendimiento, que priman una dedicación extraordinaria o excepcional, así como servicios prestados fuera de la jornada laboral normal. En cambio, las asignaciones a los miembros de la familia suman 814.127 euros y se quedan en el 9,65% del total.

La última gran partida que consigna la nota de prensa son los gastos corrientes en bienes y servicios: suponen el 38,83% del total.

Después hay otros dos capítulos menos cuantiosos a los que se destinan el dinero concedido. Uno es el fondo de contingencia, destinado a imprevistos, que se ha dotado este año con 206.152 euros. Por último están 100.000 euros destinados a inversiones, como equipos de oficina o licencias informáticas.

Los consortes (actuales o pasados) de las infantas no figuran en esta relación porque ni Iñaki Urdangarín ni Jaime de Marichalar han tenido nunca ingresos directos de la Casa Real, según ha querido recordar Zarzuela.

La asignación se reduce por la crisis

En los últimos cinco años, la dotación de la Casa Real ha ido variando. En 2007 estaba en 8,29 millones de euros y fue subiendo hasta los 8,9 millones de 2009, su máximo hasta ahora. En 2010 la cantidad se congeló debido al azote de la crisis en España y para 2011 se decidió rebajar los fondos aportados más de un 5%, de ahí los 8,43 millones que ha recibido este año.

Según determina la Constitución (y recoge la página web de la Casa del Rey), es el monarca el que distribuye libremente el importe que le conceden cada año los Presupuestos Generales del Estado. Esta dotación está llamada a sufragar los gastos de funcionamiento y de personal a cargo directo de la Zarzuela, así como al sostenimiento de los miembros de la familia real. "La finalidad de esta asignación es asegurar que la Jefatura del Estado disponga de una dotación presupuestaria suficiente para que el Jefe del Estado pueda desarrollar su labor con la independencia inherente a sus funciones constitucionales", dice la Casa Real.

Con este dinero, el Rey debe asumir las retribuciones, cuotas y prestaciones sociales del personal directivo y laboral que trabaja en la Casa Real, los gastos de funcionamiento, determinados suministros, gastos de protocolo y de representación (comidas, cenas, recepciones...), dietas y gastos de transporte, adquisiciones de material...

Partidas a cargo de ministerios

Sin embargo, hay partidas que no salen del presupuesto de la Casa Real. Por ejemplo, los gastos relativos a los viajes y visitas oficiales los asume el Ministerio de Asuntos Exteriores, mientras que los servicios de seguridad los cubre Interior, los relativos a vehículos oficiales y conductores corresponden al Parque Móvil del Estado (Ministerio de Economía) y los gastos de mantenimiento del Palacio de la Zarzuela corresponden a Patrimonio Nacional.

La Casa Real no está sometida al Tribunal de Cuentas, como tampoco lo están el Congreso y el Senado, pero sí dispone de un interventor del Estado para sus números.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_