Reforma del mercado laboral

CEOE presiona para lograr la congelación salarial en 2012

La negociación con los sindicatos avanza en asuntos periféricos

CEOE presiona para lograr la congelación salarial en 2012
CEOE presiona para lograr la congelación salarial en 2012

Las negociaciones entre la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y los dos mayores sindicatos del país, Comisiones Obreras y UGT, se han intensificado en los últimos días para tratar de alcanzar algún grado de compromiso que llevar a su próxima cita con el Gobierno, la que el presidente del Ejecutivo postergó para después de Reyes. Pero fuentes de la negociación aseguran que los avances reales solo se están produciendo en asuntos periféricos del mercado de trabajo, sobre los que ya existía una base para el acuerdo desde hace varios meses.

La confederación empresarial está aprovechando la mejor disposición de los sindicatos en las últimas semanas, sobre todo de Comisiones Obreras, para cerrar un pacto de rentas que suavice las subidas de salarios estimadas para 2012, ya comprometidas, hasta su congelación en el mejor de los casos. No descarta, los sindicatos tampoco, prolongar el pacto de rentas que se acomode al nuevo escenario macroeconómico: una nueva recesión con pérdida prevista para el empleo y unas estimaciones de comportamiento de los precios de franca desinflación. (El Gobierno quiere fijar un objetivo de precios para el año 2012 del 1%, que debe servir de referencia para subir las cuantías de las pensiones públicas, y que no debería ser rebasado en ningún caso por los salarios).

Aún está vigente el pacto salarial firmado en enero de 2010 que recoge para 2012 un avance de las remuneraciones salariales en tablas de convenio del 1,5% al 2,5%, con una revisión de la desviación de precios, si la hubiere, en enero de 2013. La patronal considera que esta pretensión, firmada, debe ser revisada para no estresar más las cuentas de las empresas y forzar nuevos procesos de ajuste de empleo.

Encuentro con Báñez

Los sindicatos ya advirtieron en otoño pasado que estaban dispuestos a una revisión de la parte del pacto aún no aplicada a cambio de ampliar su duración con condiciones más generosas para los trabajadores. La invitación del Gobierno en sus primeros mensajes a buscar fórmulas para abaratar los costes de producción que generen una economía más competitiva es tenida en cuenta por los negociadores; pero tanto fuentes sindicales como patronales alertan de la dificultad de cerrar un acuerdo en tal sentido en tan poco tiempo.

Donde están concentrando los esfuerzos en reuniones prácticamente diarias de las comisiones de negociación es en asuntos ya manoseados durante el último año, y sobre los que aún no ha sido posible estampar sus firmas, y que todos ellos tienen un carácter bastante periférico, alejado del núcleo duro de la normativa laboral.

Los sindicatos están dispuestos a cerrar un acuerdo acerca del nuevo papel de las mutuas de accidentes, en materia de control del absentismo, formación profesional o solución extrajudicial de los conflictos, que podría extenderse de forma limitada a los salarios. Pero este pacto siempre estaría condicionado a que, a cambio, el Gobierno se comprometiese a no tomar ninguna decisión adicional en materia laboral sin mediación previa de pacto.

Un acuerdo en estas condiciones no satisface, en absoluto, las ambiciones del Gobierno, a juzgar por los primeros mensajes, ya recogidos en el programa electoral, y que ayer la nueva titular de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, transmitió a los empresarios y hoy lo hará a los sindicatos. Considera que para movilizar la actividad es preciso introducir nuevas dosis de flexibilidad en la contratación y extinción de la relación laboral, que conjuntamente supongan una reducción de los costes para las empresas. La CEOE aseguró que los temas abordados en la reunión fueron el paro y la "especial problemática" de las pymes. Mientras, desde el gabinete de Báñez se recordó que se trata de los primeros contactos oficiales.

Los sindicatos quieren conocer también cuáles son las intenciones fiscales del Gobierno para componer un acuerdo que ayude a reconstruir la competitividad empresarial. Fuentes sindicales estiman que un pacto de moderación salarial considerable, incluso con reducción de rentas allí donde las empresas tengan que descolgarse de una congelación, no puede ser neutralizado con una subida en el IVA, puesto que, consideran, dejaría la posición empresarial en la misma situación ante el mercado (salvo las exportadoras) y únicamente recompondría sus cifras el Estado.

Acuerdo mínimo

Contenidos mínimos para un pacto

-Solución de conflictos: sindicatos y patronal comparten la idea de solventar cuantos conflictos puedan antes de llegar al juez, dando mayor presencia a los arbitrajes.

-Absentismo laboral: comparten también la necesidad de eliminar el absentismo no justificado, pero no las fórmulas para lograrlo. Las empresas quieren mayor presencia de las mutuas en la gestión de altas y bajas y los sindicatos, no.

-Puentes y calendario laboral: sindicatos y patronal tienen avanzado un protocolo para evitar excesivos puentes.